Duelo de albums: JINJER + SPIRITBOX (ALBUM REVIEWS)

Por Poli Saiyajin

“Wallflowers” es uno de los álbums más esperados del año, y “Eternal Blue” emerge como la gran sorpresa entre el aluvión de lanzamientos de las útimas semanas.

En esta batalla de discos tenemos a dos espectaculares bandas progresivas que amalgaman potencia extrema con un excelente uso de las mejores voces femeninas del momento. Una con un surreal disco debut, la otra consolidando su lugar en la cúspide de la escena actual, ambas candidatas a mejor disco del año.

Declarada fan de ambas, me gratifica verlas ganar el reconocimiento que merecen y tapar la boca a más de un crítico con su despliegue de talento. Djent, soul, pop, sintetizadores, breakdowns y melodías épicas, todo bajo una cuidadosa producción de sonido. Pase y lea!

JINJER – “Wallflowers”

La banda ucraniana lanzó el pasado 27 de Agosto su quinto álbumWallflowers, a través del sello Napalm Records. Sus antecesores “Inhale, Don’t Breathe” (2012), “Cloud Factory” (2014), “King of Everything” (2016) y el más reciente “Macro” (2019) pavimentaron su camino al reconocimiento internacional.

Evolucionando desde su metalcore inicial hacia un metal progresivo extremo, con mucho djent y groove, encuentran un destacado lugar entre el sonido de la nueva generación.

Con tantas expectativas, el grupo manejaba gran presión para satisfacer a sus fans y continuar la racha de éxito. ¿Suavizarían su sonido para atraer a más fans de “Pisces”? ¿Roman por fin haría solos? ¿A cuánta voz limpia recurriría Tatiana? Las incógnitas eran muchas.

“Wallflowers” es un disco sólido, oscuro y PESADO, una piña en la cara a los escépticos. Los músicos comentaron que explorarían más temas como el aislamiento, la alienación y la corrupción del poder, por lo que no sería una colección de baladas.

El álbum tiene varios momentos destacables, junto con otros no tan memorables, o que al menos no sobrepasan el fenómeno que fue “Macro”. El single “Vortex” reluce todas las virtudes compositivas de sus músicos. Desde que Tatiana canta suavemente “Like a lunatic, frentic…” nos sumergimos en una cadencia hipnótica, que irá incrementando su energía hasta explotar como supernova en un final de magnitudes épicas.

Junto con “Disclosure” un track muy Pantera que me tomó gratamente por sorpresa, son los más destacados de la primer mitad del disco.

Mi problema con el disco radica en que varios de sus temas recurren a una misma fórmula. Lo que en cualquier otra banda sería considerado un gran hit, una vez habituados al sonido de Jinjer… se espera un detalle que nos lleve más allá. Habiendo garantidos guturales infernales y los mejores breakdowns de Roman, Eugene y Vlad, ¿qué vuelve a un track especial?

Aquí es cuando el homónimo “Wallflowers” llega a salvar el dia. Inspirado en la introversión, describe este fenómeno con poética precisión. Una joya progresiva cargada de emociones, con una instrumentación emotiva y formidable.

La delicada voz de Tatiana describiendo la reconfortante soledad, en contraste a la agresiva frustración de sus growls al cantarle al mundo exterior es excepcional

Tanto así que se ha convertido en uno de mis temas favoritos de la banda, porque lo considero una evolución en su madurez compositiva, un momento “Blackwater Park” (Opeth) en su discografía. Desearía que todo el disco fuese así.

“Dead hands feel no pain” es un caso curioso donde el ensamblaje de las secciones del tema lo perjudican terriblemente. Comienza cual pre-coro, como si hubiéramos salteado una intro, y cada tramo que sigue tiene subidas y bajadas de energía sin ningún tipo de conductor que le dé sentido. El pasaje de este track al siguiente, “As I boil ice” también es confuso, y ambos sufren de problemas similares. Suenan bien, pero al terminar cuesta recordar lo que sucedió en los últimos 8 minutos, más allá del “What is happiness?” de Tatiana.

El disco cierra con “Mediator”, un track Meshugguero cuya potencia cierra acertadamente un disco que pudo haber brillado más de ser un EP. ¿Estaré siendo hater? Quizás mis expectivas esperaban algo más conceptual, y lo que obtuve fue un rejunte de tracks con gran energía para disfrutarse en vivo, pero cortos de cohesión.

SPIRITBOX – “Eternal Blue”

La banda canadiense SPIRITBOX estrenó el pasado viernes 17 su hypeadísimo disco debut “Eternal Blue”, por la discográfica Rise Records.

La banda está integrada por Courtney LaPlante, el guitarrista Mike Stringer, en el bajo Bill Crook y Zev Rose en batería. Cabe mencionar que Stringer escribió bajo y baterías y que estas últimas son programadas, detalle que me resulta admirable y decepcionante a la vez. Él y Courtney se conocieron cuando integraban la banda de metalcore iwrestledabearonce.

El nombre SPIRITBOX alude a las radios usadas para detectar, a través de la estática, la presencia de energías sobrenaturales

En el año 2017 ensayaron un primer EP, Spiritbox, pero no es hasta este año que, de a mano de una aceitada campaña de marketing, fueron abriendo un espacio para el ansiado “Eternal Blue”.

La banda nacida del metalcore combina elementos de djent, metal industrial y uso de synths. El amplio rango vocal de Courtney, que va del hardcore a soprendentes guturales, pasando por armoniosos momentos de voz limpia, es sin dudas la frutilla de la torta.

“Sun Killer” y “Hurt You” abren el disco exitosamente con un combo de poder, estribillos gancheros y buenos riffs que automáticamente te encanchan al ritmo. Le sigue la colaboración “Yellowjacket” junto a Sam Carter de Architects, donde ambos sacan a relucir su mejor faceta en un tema pegadizo que ha tenido una gran recepción por parte de sus respectivos seguidores.

“The Summit” y “Secret Garden” son un baño de melodías dulces y polirritmia, el momento radio friendly junto a “We live in a strage world” en el que alzamos los encendedores y cantamos con todas las ganas. Entregan lo que prometen y quedan sonando en nuestro subconsciente.

“Holly Roller” fue lanzado el año pasado con una estética alusiva al film “Midsommar” para plasmar el contraste entre la dulzura de Courtney y sus guturales anclados en la violenta guitarra de Mike. Junto al potente “Silk in the strings” es uno de los momentos más brutales y oscuros del disco.

“Eternal Blue”, “Halcyon” y “Circle with me” continúan el balance pop-metal progresivo, siendo este último uno de los singles estrella del álbum. Atrapante desde el primer momento, fue el primer tema con el que conocí a la banda, y que me enganchó por su inteligente composición, un éxito instantáneo que será coreado en masa.

El disco cierra con “Constance”, una hermosa balada inspirada en la demencia, que se va tornando más pesada conforme se acerca el final, para darle un cierre poético a probablemente el mejor disco debut del año. Muchas ganas de verlos ganar popularidad.

CONCLUSIONES

LO BUENO:

Jinjer no claudicó su sonido extremo ante todos los pronósticos de los escépticos. Hay breakdowns, guturales y dedos de Eugene para rato; aplausos al técnico de sonido por salir tan airoso de esta potencial pesadilla.

Spiritbox logró cumplir y superar las expectativas del hype. El marketing puede ser un arma de doble filo ante el aluvión de bandas que surgen año a año, pero su moderno sonido probó que puede amasar un amplio espectro de seguidores. Courtney se graduó con honores y seguro arrasarán en los próximos tours que programen.

LO INSUFICIENTE:

Jinjer pierde la oportunidad de transmitir matices al “negarse” a la idea de incluir solos de guitarra para generar cénits mas allá de un breakdown. El impasse entre violencia – meodía/coros me resultó mal estilizado, salvo excepciones, los matices de Tatiana fueron subexplotados.

A diferencia del trasfondo “cultura pop” norteamericano de Courtney, quizás falte la sugerencia de algún productor estilo r&b, que explote a Tatiana hasta humillar a Beyonce o Sade. Ahí hay un diamante que puede ser mejor pulido.

El artwork de ambos discos me pareció una oportunidad perdida para transmirit conceptos y sensaciones, totalmente anticlimático a la hora de diseñar merchandising. Puede y debe rendir más

¿QUÉ TE PARECIÓ LA RESEÑA? ¿QUÉ DISCO TE GUSTÓ MÁS?
¡COMENTA DEBAJO Y COMPARTE LA NOTA!

Poli Saiyajin