GOST nos entrega un nuevo adelante de su nuevo disco

Justo antes de la salida del nuevo disco, ‘Rites of Love and Reverence’ que estará en todas las tiendas el 13 de agosto, GOST nos muestra un lado muy diferente con este nuevo tema y vídeo, “Burning Thyme” que puedes ver aquí:

GOST comenta: “Experimenté un montón con la instrumentación en ‘Rites of Love and Reverence’.  Componer una canción que contiene una guitarra acústica y un chelo sinceramente fue algo que era totalmente lejano cuando me venía a la mente la composición de este disco. “Burning Thyme”, hace de nuevo referencia al pasado y era un termino usado para anunciar la quema de brujas. “Invoca el espíritu que se ha estado escondiendo en lo más profundo.”

May be an image of 5 people

‘Rites of Love and Reverence’ es un disco lleno de preciosas canciones embrujadas y fascinantes que llevan a un viaje al gótico, rico en pensamientos sobre la maldad sobrenatural y la retribución del mundo real
“Las letras están inspiradas en temas de brujería,” dice el propio autor. “Trata principalmente de como la brujería ha afectado a las mujeres a lo largo de la historia. Con juicios y consecuentes ejecuciones a través de los tiempos, que me aterrorizan. Temo como sociedad, que siempre estamos al borde de la psicosis basada en la incomprensión y la intolerancia hacia los demás. Intento educarme a mi mismo con sujetos de la historia y usarlos como influencia, con respecto hacia la gente real que de hecho vivió todo aquello.”

Para mantener la temática oscura, ‘Rites of Love and Reverence’ llega adornado con la portada más impactante que jamás ha usado GOST como portada hasta la fecha, una foto creada por la conocida artista creadora de arte macabro, Nona Limmen. Inquietante y psicodélico, el visual perfecto para representar este extraordinario disco sombrío y profundo. 
La banda sonora perfecta para estos tiempos de incertidumbre y terror, ‘Rites of Love and Reverence’ presenta las hazañas post-synthwave de GOST en caleidoscópico, con la melancolía melódica incisiva y el fervor electrónico disparado que su ejército de admiradores en constante expansión exige.

Gerardo