GIUNTINI DEATHLINE – “V” (ALBUM REVIEW)

Aldo Giuntini es un guitarrista italiano que en el año 1984 abandonó la banda de rock progresivo “Cryin ‘Earth”, para seguir una carrera como solista. Después de la conocer y aliarse con el guitarrista e ingeniero de sonido Dario Mollo en 1988, Giuntini comenzó a trabajar en su álbum debut bajo el nombre PROYECTO GIUNTINI. Los siguientes dos años fueron dedicados a escribir y ensayar material, tiempo en el cual estuvo bajo la supervisión del productor inglés Kit Woolven, que había quedado impresionado por los primeros demos y produjo el álbum junto con Mollo.

Dos años después, Charles Bowyer se sumó a la banda como cantante, pudiendo lanzar su primer álbum homónimo recién en 1993, marcando un sendero musical enfocado principalmente en el heavy metal clásico. En 1995 comenzaron a trabajar en su siguiente álbum, con el ex cantante de Black Sabbath Tony Martin asumiendo las voces. De esta suerte, “Giuntini Project II” fue lanzado en 1999, nuevamente producido por Woolven y Mollo, adquiriendo un carácter cercano al Doom Metal gracias a la voz de Martin y una composición más madura y contundente, además de pausada. Durante la grabación de este disco, Martin y Mollo comenzaron a trabajar en su propio proyecto “The Cage”. El resto de la banda lo completaban Fulvio Gaslini en el bajo, Ezio Secomandi en batería, Dario Patti en teclados y asumiendo las voces de apoyo, Charles Bowyer.

Siete años despues, Giuntini y Martin se reunieron para grabar “Giuntini Project III”, una vez más producido por Mollo y lanzado en abril de 2006. Ya en este trabajo Giuntini afirmaba que el sonido de su banda era “Una combinación de “la calidez y el poder de BLACK SABBATH y DIO con el sonido nervioso y enérgico de LOUDNESS, ¡los héroes del metal japonés!”, reconociendo influencias para su estilo de enfrentar la guitarra de Akira Takasaki, Vivian Campbell, Edward Van Halen, Jake E. Lee, John Norum y, por supuesto, Malmsteen.

El cuarto álbum, “Giuntini Project IV”, fue lanzado en mayo de 2013, con idéntica alineación. A año siguiente, Aldo decidió parar con su saga “PROYECTO GIUNTINI” para dar paso a un estilo más extremo y arriesgado, cercano al death metal progresivo cercano a bandas como Death (de su última etapa en su disco “Sound Of Perserverance” (Nuclear Blast, Relapse Records, 1998), Cynic y At The Gates. Entonces comenzó el nuevo proyecto DEATHLINE. Es así como en este año editan el álbum “V”, esta vez con Eric Castiglia en la voz, Leonardo Bacchiocchi en la batería, Davide Pesce en el bajo y una aparición especial de Tony Martin en la canción “Stab In The Dark”.

El álbum, en sus 12 temas y 50 minutos de duración, suena poderoso y bien producido, con un desempeño más que sobresaliente en todos los instrumentos y la voz de Eric satisface los requisitos de este género desplegando una técnica de voz rasgada en afinación baja, incorporando gritos a la vez de grabar varias pistas vocales. La labor de Aldo es de altísima factura, demostrando su gran versatilidad sin apreciarse lo que significa el cambio de estilo para su trayectoria. Personalmente no me pareció tan original el material, principalmente por que hay que recordar que desde mediados de los noventa hubo una explosión masiva de este género, desde el lanzamiento del “Heartwork” de Carcass (Earache Records, 1993) y lo que se conoció como la “New Wave of Swedish Death Metal“, desde At The Gates pasando por los más exitosos In Flames y Dark Tranquillity.

En este sentido, la segunda mitad me pareció mas potente y original, rematando con la aparición especial de Tony Martin en la última canción “Stab In The Dark”. De todas formas es un trabajo que pone un pie siempre en el costado progresivo del death metal melódico que se aprecia en este trabajo. No hay que dejar pasar la oportunidad de escuchar la previa discografía de este músico muy bien acompañado por un conocido de todos como Tony Martin, siendo a la vez interesante un nuevo trabajo de Aldo en estos terrenos. Recomendable!

Fecha de Lanzamiento: 28 de mayo de 2021. Género: Death/Prog Metal Melódico. Sello: Giuntini Records

Calificación: 8 / 10