GOJIRA – “Fortitude” (ALBUM REVIEW)

Gojira review, por: Poli Saiyajin

¡Los franceses explotan las expectativas con uno de los discos más promtedores y anticipados del 2021!

Con 20 años de trayectoria en sostenido ascenso, este disco representa la consolidación de la banda entre las más destacadas del metal contemporáneo. Con un estilo propio instantáneamente reconocible, han logrado diversificar su música sin comprometer tecnicismo, potencia ni corazón.

Producido por la banda en su estudio Silver Cord, fue mezclado por Andy Wallace (Rage Against The Machine, Faith No More), quien tuvo la misión de balancear la agresividad del riffeo con atmósferas melódicas.

Candidato claro a disco del año, me llena de placer traerles esta reseña nada objetiva de mi banda favorita: “Fortitude”, el séptimo disco de Gojira.

DETRÁS DE GOJIRA

Originalmente ‘Godzilla’, este cuarteto está compuesto por los hermanos Joe (guitarra y voz) y Mario (batería) Duplantier, Christian Andreu (guitarra ) y Jean Michel Labadie (bajo).

Sus primeros discos “Terra Incognita” (2001) , “The Link” (2003) y “From Mars To Sirius” (2005) son un templo de death metal que problematiza la destructiva relación del hombre moderno con su entorno.

Es en la lírica que Gojira se luce tanto como en sus composiciones. Su discografía ha tratado temas como el ecologismo, el ciclo de la vida y la muerte y la conexión perdida con la sabiduría ancestral universal. Poseedores de un tecnicismo bestial que tiene a Mario como motor inagotable, la incursión progresiva era inevitable.

“The Way Of All Flesh” (2008), “L’Enfant Sauvage” (2012) y “Magma” (2016) representan el pasaje de sus raíces death metal hacia un sonido más expansivo, con mucho tapping, reverb y melodías pegadizas. Esto ha sido guiado por una mayor vesatilidad de Joe, que ha mutado su estilo incluyendo coros grungeros, voces rasgadas y gritos de guerra.

“Magma” fue un punto clave en este quiebre, ya que se trata de un disco breve y lleno de melancolía, mucho más accesible al mainstream del rock/metal, que hasta el momento les había sido esquivo. Con él llegaron los shows masivos, una nominación al Grammy y la consolidación de la banda en la cúspide de la escena internacional. Las expectativas eran altas.

FORTITUDE


“Fortitude”, el mágico número 7, llega como un amuleto especial para sus oyentes. Los músicos expresaron que querían un disco que inspirara a cada persona a ser la mejor versión de sí, a luchar por sus creencias.

Del duelo afrontado en “Magma”, pasar a la acción, encarnada através de la protección ambiental. Joe Duplantier ha sido vocal en su camino al veganismo y la colaboración de la banda con la ONG Sea Shepherd.

La inspiración para el disco partió de honrar la resistencia de los pueblos indígenas del mundo, guardianes de ecosistemas milenarios. Es por ello que Gojira organizó Operación Amazonia, una subasta benéfica junto a artistas invitados como Deftones, Max Cavalera o Robert Trujillo. El objetivo es recaudar fondos para la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) y financiar atención sanitaria en territorio nativo.

El artwork de la portada fue creado por Joe e ilustra a un guerrero (buscaron reminiscencias a Palas Atenea o al Rey Arturo) inquebrantable en su misión. La semilla fue plantada en “The Link” , se consolidó en “The Way..”, y ahora llama a la lucha.

Tuvimos, sin saberlo, un anticipo del álbum el año pasado cuando lanzaron el single “Another World”. En él se muestra a los humanos escapando de un planeta en destrucción a través de un bucle espacio-termporal. La paradoja está en volver, en otra era, al mismo lugar de partida, luego de la extinción de nuestra especie. Bienvenides a “Fortitude“.

El diso abre de la mejor manera con “Born For One Thing”, un bombazo sónico que incita a no limitarnos por el miedo a la muerte, y trascender. Plato fuerte como entrada, es quizás mi tema favorito por su balance entre un groove rápido muy “The Way of All Flesh” intercalado por el estribillo, ganchero y medio stoner. El tremendo breakdown del cierre es un meneo obligado imposible de resistir.

El video que lo acompaña fue dirigido por Charles De Meyer, quien también estuvo a cargo del siguiente single “Amazonia”, que combina imágenes tomadas del documntal “Híbridos, Los Espíritus de Brasil de Priscilla Telmon y Vincent Moon.

Con el genocidio indígena y la depredacón ambiental como tema, percibimos desde sus primeras notas una alusión a icónico “Roots” de Sepultura. La distintiva percusión genera un trance mientrass Joe canta “There’s fire in the sky / You’re in the Amazon /The greatest miracle / Is burning to the ground”

El primer minuto de “Hold on” se cntra en un arreglo de voces etéreas, que se cortan cuando comienza el riff principal del tema. Un éxito inmediato que resonará en futuros shows para arengar a las masas, mientras aquí y allá melodías y tapping le aportan capas de texturas.

“New Found” arranca con un riffeo salido de “Terra Incognita”, que se intercala con un estribillo melódico, combinación que llegó para quedarse en esta nueva etapa de la banda. Para alegrarnos el final, termina con un quiebre pesadísimo que invita al pogo.

Me hubies gustado que el interludio “Fortitude” fuera más largo; “Magma” ya había pecado de contener 2 de sus 10 temas como breves instrmentales, demasiado acotados para ser una novedad estilística de peso frente al hambre de los fans.

Al comenzar “The Chant” instantáneamente percibimos un “The Shooting Star” parte 2, especialmente por su coro y melodía. Haciendo referencia a los desplazados del Tíbet, un bello e inusual solo de guitarra nos envuelve entre armonías y coros.

Un track que pasó desapercibido entre el hype inicial es “The Sphinx”, donde Mario se luce a toda potencia entre el riffeo frenético. La Esfinge es desde hace siglos fuente de misterio, testigo inerte del paso del tiempo y civilizaciones caídas. Material de sobra para un disco conceptual, ameritaba más un lyric video que el siguiente track “Into The Storm”.

Con una energía muy “Silvera”, junto a “Born..” y “Hold On” son una clara muestra del nuevo Gojira, una amalgama de polirritmia, (¡¿cuántas veces más puedo decir groove?!),

Quizás reciba hate por mi percepción, pero “The Trails” me pareció intrascendente, a tal punto de que si lo hubiera saltado en la reproducción, mi opinión del ábum sería la misma. Una considerable bajada de decibeles, pudo ser un tema del reciente EP “Cold Dark Place” de los colegas Mastodon, un prog rock apacible que roza lo acústico sin demasiados destellos. Se hubiera beneficiado de la experimentación percusiva de temas anteriores.

Para balancearla energíadel álbum, “The Grind” nos golpea con una necesaria dosis de doble bombo y una energía picante muy Lamb Of God. A lo largo del disco notamos a un Mario recatado en favor del clima melódico general, y en este cierre se saca las ganas. El pogo será una masacre.

Una joyita de tempo trancado y meshuggero, es el final perfecto para hilvanar un disco heterogéneo que representa la evolución de Gojira. Feliz de la atención que está recibiendo y el nuevo público que los conocerá, estamos frente a la la reafirmación de un estilo icónico que pasará la hisotria, y la certeza de que estará entre los mejores discos del 2021.

Calificación: 9.8/10

Gojira
Fecha de Lanzamiento: 30 deAbril de 2021
Género: metal progresivo
Sello: RoadRunner Records
Poli Saiyajin