CONCLAVE – “Dawn Of Days” (ALBUM REVIEW)

Qué maravilla es encontrarse de sorpresa con discos como éste! El Doom Metal goza de buena salud y este “Dawn Of Days” es prueba hecha carne de aquello. Lanzado ayer viernes 23 de abril por el ojo experto y siempre certero del sello italiano Argonauta Records, estos muchachos de Massachusetts, New England (USA) nos impactan con su segundo álbum, 5 años después de su disco debut “Sins Of The Elders”.

Conclave está conformado por Jerry Orne en bajo y voces, Jeremy Kibort y Chris Giguere en guitarras (ambos se reparten las labores rítmicas y solistas), y Dan Blomquist en batería y percusiones. Desde su formación y hasta el primer álbum Jeremy estaba acompañado de Terry Savastano en las guitarras. Su EP debut “Breaking Ground”, lanzado el 19 de noviembre de 2014 ya presentaba los elementos musicales fundamentales de su sonido: un bajo monstruoso, melódico a veces, guitarras que se acoplan debidamente tanto en el aspecto rítmico como en los solos y melodías individuales en contrapunto, un batería dinámica e inquieta y la voz rasgada – a medio camino del grito sludge y la vocalización doom-death – de Jerry.

Las tres canciones de este debut ya exhibían de manera rudimentaria un doom “stonerizado” con secciones sludge gancheras y rítmicas, que ha ratos derivaban en un doom melódico con melodías hipnóticas, tal y como nos enseñó Paradise Lost en su clásico e indispensable álbum “Gothic” (Peaceville Records, 1991) y principalmente Katatonia con su también emblemático “Brave Murder Day” (Avantgarde Music, 1996).

El 10 de junio de 2016 lanzaron su álbum debut “Sins Of The Elders” en formato cd, cassette y digital. Musicalmente es una evolución hacia un sonido más concreto, con un Jerry construyendo melodías vocales en lugar de los gritos sludge del primer material. Las guitarras ahora edifican muros rítmicos con mayor propiedad, añadiendo siempre melodías y efectos y depurando la calidad de los solos, entregando al bajo la labor rítmica. Dan en la batería y percusión hace una labor extraordinaria en los dobles bombos y deslumbrando con su set de platillos a los que no da respiro. “Funeral Fyre” es una muestra de todas las virtudes de estos muchachos, aunque todo el disco no tiene desperdicio, siendo una verdadera joya del Doom Metal moderno, que flirtea constantemente con el Stoner y el Sludge y que presenta momentos tanto gancheros como profundos y melódicos.

Posteriormente editarían los singles “War Stalks The Land Cassingle” en agosto de 2018, y “Haggard” en febrero de este año, que reflejarían la transición hasta su último lanzamiento. En términos generales, podemos señalar sin lugar a dudas que éste es su mejor trabajo a la fecha, puesto que han perfeccionado su Doom/Sludge Metal en beneficio de canciones largas y épicas, con las debidas dosis de dinamismo, potencia y melodía entregada principalmente por las guitarras de Jeremy y Chris, que sencillamente se roban la atención. Quien se queda un poco atrás en la ejecución es la voz de Jerry, quien insiste en cantar de manera arrastrada y semi gutural, aunque intenta darle melodía y altura a su voz, la que además quedó un tanto más baja en la ecualización final. Su estilo recuerda a la de Scott Kelly, cantante y guitarrista de Neurosis.

“Dawn Of Days” fue grabado y diseñado por Eric Sauter en Blackheart Sound en Manchester New Hampshire, y fue masterizado por Esben Williams (Monolord) en Berserk Audio en Gotemburgo, Suecia durante la primavera y el verano de Rona, 2020. Fue lanzado en formato vinilo, compacto y digital.

El tema de apertura es el que le da nombre al álbum, con una intro limpia en guitarra que da paso al riff principal, el cual es bellísimo y me hizo recordar a lo mejor de The Obsessed. Posee todos los elementos antes descritos, cambios de ritmo y la voz de Jerry acompañando la melodía principal. Continúa “Death Blows Cold”, más rápida y agresiva que la anterior – más sludge, en resumen – pero que en el coro nos atormenta con un tiempo típicamente doom y los gritos en plan black metal de Jeremy (debieron haberlas dejado “más arriba” en la mezcla!) Los riffs doom de esta tema y que recorren todo el disco son preciosos y efectivos, invitándote a hacer headbanging a cada rato.

Los riffs gancheros y tempos dinámicos no paran! “Haggard” nos deleita con un intrincado riff cortado y doble bombo, adornado con una melodía solista en guitarra exquisita. Nuevamente Jerry es acompañado por los gritos wizard de Jeremy que le dan más energía a un track que de por sí es una fiesta sludge, sin importar que en la mitad haya un descenso de revoluciones pues la intensidad se mantiene. La batalla de solos que surge llegando al final de track es sublime.

“Thrown On Spikes” inicia con una limpia melodía en guitarra eléctrica que muta a un pantanoso riff doom/sludge que ya es marca registrada de la banda. Para la segunda estrofa el riff cambia a uno más stoner que entrega la necesaria variación, mientras un solo de guitarra nos acribilla al regresar al riff inicial. Finalmente, “Suicide Funeral” presenta un intro guitar riff bellísimo y cautivador, donde la melodía líder se lleva toda las loas, apoderándose del sitial de ser la mejor canción del álbum. La melodía que se repite como canon durante el track justifica la comparación con el “Brave Murder Day” al ser similar al de la canción “Endtime” de dicho álbum.

De todas formas, los cinco minutos finales del track es la expresión del mejor Doom Metal progresivo que se haya hecho en los últimos años, con multitud de solos de guitarra infinitos que se enlazan, mientras una guitarra acústica sostiene una melodía en plan mantra de fondo, cerrando de manera magistral un álbum bellísimo y excelentemente ejecutado. El reparo sobre las voces arriba señalada quedará a gusto de cada quien, y no altera nada lo excelso del resultado final. Nada más que decir, excepto lo genial del arte gráfico y la exquisita edición en vinilo que puedes adquirir a través de su bandcamp o en el Shop de Argonauta Records, quienes nuevamente acertaron con esta contratación. Un deber!

Género: Doom/Sludge Metal Fecha de Lanzamiento: 23 de abril de 2021 Sello: Argonauta Records

Calificación: 9,5 / 10

Gentileza: All Noir