FRANCIA: Festivales se podrán celebrar con máximo 5000 asistentes.

Un rayo de luz reciben los fanáticos de los festivales en Francia con el nuevo anuncio del gobierno.

Según lo comentado por la ministra de cultura Roselyne Bachelot en estos meses se probaran 3 conciertos con más de 1000 asistentes en París y Marsella, probando la viabilidad con todos los protocolos pertinentes respectos a la pandemia del covid-19.

La ministra confirmo la posibilidad de que este verano se puedan celebrar eventos con aforos de 5.000 personas este verano 2021, conjunto a un protocolo especial y supervisado.

CANCELACIÓN DEL HELLFEST

Hace unos días nos caía un balde de agua fría con la cancelación del gigante HELLFEST y las ilusiones se nos iban al piso en el mundo, siendo el primer gran festival Europeo en caer y aplazarse nuevamente al 2022.

El organizador, Ben Barbaud emitió un comunicado oficial en las páginas del festival donde comentaba un poco la decisión de la ministra:

En una “última” reunión el jueves 18 de febrero, se emitió el veredicto. Se permitirán festivales de verano bajo condiciones estrictas: 5.000 personas sentadas y con distanciamiento social. Estos requisitos impiden la organización de nuestro festival 2021 y nos obligan a posponer una vez más nuestra edición de aniversario. No queremos culpar al gobierno, somos conscientes de que la situación sanitaria exige que seamos prudentes, sin embargo, estas medidas son más o menos las mismas que el año pasado, lo que se traduce en un “verano muerto” para los festivales y la cultura en general.

A diferencia de otros festivales, tomamos la difícil decisión de no aceptar estas restrictivas reglas. Iría en contra del ADN mismo del festival. Debemos a nuestros asistentes la coherencia con el proyecto que queremos ofrecer y por el que han pagado un alto precio. Hellfest nació del deseo de reunir a todos los amantes de la música extrema en comunión y espíritu de celebración. Vivir con el virus no debería significar renunciar a lo que nos hace felices.

Un duro golpe a la música en vivo, que sigue en tierra de nadie. Seguimos esperanzados que todo pasará y volvamos a la normalidad a disfrutar de nuestras bandas favoritas.