THERION – “Leviathan” (ALBUM REVIEW)

Review por: Carla Vega – Gentileza: Nuclear Blast Records

Hace casi exactamente dos meses, los titulados padres del metal sinfónico nos sorprendieron con el lanzamiento del que sería el primer single de su esperado nuevo álbum, el cual será lanzado el próximo 22 de enero bajo el reconocido sello Nuclear Blast Records.

Rememorando, los suecos no nos entregaban un disco más clásico de larga duración desde el Sitra Ahra del año 2010, el que fue seguido de Le Fleurs du Mal el 2012, caracterizado por ser un álbum de covers franceses, para posteriormente ofrecer uno de los proyectos más ambiciosos de la mente maestra de la Bestia, Christofer Johnsson, la ópera Rock Beloved Antichrist el año 2018, el cual tuvo una aceptación más bien dividida. 

Therion se caracteriza por desafiarse a sí mismo, explorando nuevos caminos, sin dejar de ser fiel a sus valores fundamentales musicales. 

Hoy, nos presentan su proyecto que lleva por título el nombre de una de las bestias más temerosas según la mitología cristiano-judaica: Leviathan, ser de las profundidades marinas que representa caos antes de la creación. Menciona Christofer “Hemos hecho lo único que quedaba por explorar de todos los diferentes ángulos”(…)”Hemos decidido darle a la gente lo que seguían pidiendo. Leviathan es el primer álbum que hemos empaquetado deliberadamente con éxitos de Therion”.

En esta oportunidad, para los más nostálgicos y que gustan de las voces corales de los clásicos de antaño de la Bestia, Therion invitó al coro proveniente de Israel Hellscore a participar de su disco. Dicha agrupación posee alrededor de 30 participantes y miembros activos. Fue fundado por Noa Gruman, vocalista de Scardust, quien ha trabajo en la Ópera israelí, La Filarmónica israelí y La Real Academia de Música de Aalborg

El álbum abre con The Leaf Of The Oak Of Far con una guitarra limpia y ostentosa, con riffs y ritmos pegadizos, con canto natural de manera alternativa femenino, bajo efectos de sintetizador, y masculino, donde destaca la voz de Thomas Vikström, así como un coro que parece haber evolucionado de manera más purificada con raíces clásicas del Theli. Un buen trabajo por parte del coro israelí Hellscore. Puede destacarse como una pieza interesante de fusión y estilos vocales bastante particulares, sin perder la autenticidad de la banda.

A esto le sigue inmediatamente Tuonela, que según la mitología finlandesa, hace alusión al reino de los muertos. Inicia con un bajo, que hace parecer un tema más oscuro y misterioso. Le da ese toque lúgubre necesario. Tiene una base de guitarra muy ordenada. Esta pista destaca por la participación del vocalista finlandés y ex Nightwish, Marco Hietala, quien demuestra un gran desplante y aporte a esta canción sin abandonar el estilo heavy que tan auténticamente posee. Surge además una voz femenina muy dulce y cálida que le da ese toque de suavidad entre las ardientes baterías. 

Sin darnos cuenta, Therion nos traslada a la vieja escuela, a esa época dorada. El homónimo Leviathan, tiene esa esencia auténtica que se entrega por entero, en una de las voces más admiradas y queridas por los seguidores: la talentosa Lori Lewis en gloria y majestad, la cual se une a la mística del coro israelí, incorporándose a un ambiente semejante al Lemuria o Sirius B. La poética para describir a un ser tan temible como lo es este ser, es apoteósica. 

La pasión de Christofer Johnsson por las voces clásicas, los coros y los elementos orquestales, así como su inclinación por las melodías épicas en combinación con el rock y el metal, brilla claramente a través de la balada: Die Wellen Der Zeit, que indica otro guiño al compositor romántico alemán Richard Wagner. “Cuando empezamos a combinar metal y ópera, era algo nuevo y original. Hoy, el metal sinfónico ha sido un género firmemente establecido”, menciona Christofer. Un tema cargadisimo de elementos de lo que Therion sabe hacer: sinfonía y metal. 

Ai Dahka,nos recordará, por sus ritmos más rápidos en batería y guitarra, a los tiempos más black de la banda, siguiendo en sus coros en una línea más clásica de voces mixtas líricas. Es un tema bastante apresurado, y por ende uno de los que menos se degusta. Eye of Algol posee una intro llena de profundidad entregada por golpes de batería y guitarra, conjugada con las corales masculinas muy bajas, que se contrastan con una voz femenina de gran carácter. En su coro se suma la voz de Thomas con ligeros aportes. Posee además un solo de guitarra para separar la estrofa final. 

En un in crescendo con aportes de flauta inicia Nocturnal light, como un himno glorificado con aportes impetuosos por parte de Hellscore y bajos de solo femenino, dan paso a un juego con todas las voces de la coral viéndose multiplicadas e invadiendo de forma decidida, dando una entereza sólida, culminando de manera fortísima. 

Great marquis of Hell inicia con unos ciertos toques inspirados en oriente, que dan paso a un súbito toque más power metal, interpretado por Thomas Vikström en una posición vocal más popular. Es uno de los temas más cortos del disco con una duración de poco más de dos minutos y medio, aún así también uno de los más pegadizos. Se utilizó una buena fórmula para él.

La pista número nueve contiene una entrada con el ritmo propio de Therion. Psalm of retribution se abre paso con frases a voces, como una marcha que avanza hasta entregar el lugar a los vocalistas principales, que destacan el permanente uso de notas bajas, lo que permite prevalecer un ambiente de oscuridad en esta canción. 

A continuación El primer sol se caracteriza por ser el único tema del disco que posee su nombre y estrofas en español e inglés. Considerando las herramientas utilizadas en este disco, esta canción inmediatamente nos traslada a uno de sus éxitos del disco Lemuria; Quetzalcoatl tanto por el factor bilingüe, como también por su letra. Aquí hace honor a la leyenda de los cinco soles de la mitología mexicana, principalmente al primero: Tezcatlipoca.

Para alzar su última obra, se concluye con Ten courts of Diyu, uno de los temas más extendidos, pero no así el más largo. Es el complemento perfecto de todo lo entregado en las escuchas anteriores, instrumentos clásicos, espiritual y una batería que destaca en todo momento. El poder de la voz femenina que no necesariamente debe aplicar una voz de pecho para conjugar con el rock, si no que la gracia y perspicacia que posee la vocalista de estudio, deja una buena huella es el último tema del disco. Previo al final se incorpora la voz masculina popular y el increíble aporte realizado por Hellscore, para proveer un término en su justa medida.

Hellscore choir

Posiblemente Leviathan no será del gusto de todos sus seguidores, debido a la gran cantidad de fusión de componentes, que se define como la mezcla de la historia musical de Therion y la búsqueda de elementos de los discos que marcaron una época. Más, hoy con mejor sonido, con nuevos formatos, la banda ha abierto la posibilidad a que la capacidad interpretativa y de composición de todos sus integrantes más permanentes hayan dado las herramientas para crear este disco. No hay lugar a la exploración a nuevos estilos.

Sin duda Therion seguirá siendo el fiel reflejo de la esencia del metal sinfónico, sin dejar de lado los ingredientes que lo definen.

Fecha de Lanzamiento: 22 de enero – Nuclear Blast Records

Calificación: 8/10

Tracklist:

01 The Leaf On The Oak Of Far
02 Tuonela
03 Leviathan
04 Die Wellen Der Zeit
05 Aži Dahāka
06 Eye Of Algol
07 Nocturnal Light
08 Great Marquis Of Hell
09 Psalm Of Retribution
10 El Primer Sol
11 Ten Courts Of Diyu

BONUS TRACKS:

12 Eye Of Algol (Alternative Vocals Version)
13 Tuonela (Full Marco Vocals Version)
14 Tuonela (Alternative Vocals Version)
15 Tuonela (Instrumental Version)
16 Tuonela (Orchestral Version)

Carla Vega