Recuerdos: una noche memorable con Anneke Van Giersbergen

Anneke en vivo, Por: Mónica C. Bórquez // Fotos de: Karina Báez.

Hace exactamente 1 año atrás, Anneke Van Giersbergen celebraba 25 años de carrera musical en dos shows especiales donde no se guardó nada. La artista venía reservando estas fechas en el calendario de sus seguidores más acérrimos y en Metal Addiction no perdimos la oportunidad de estar. El 16 y 17 de noviembre de 2019 fue el momento escogido para dar rienda suelta a una reunión de nostalgia y calidez. La noche estuvo amenizada por su voz excepcional y única, sorpresas varias y músicos de lujo.

Te puede interesar:

Anneke, la artista que trasciende generaciones

Eindhoven es la ciudad natal de Anneke Van Giersbergen, por lo que era de esperarse que los shows ocurriesen ahí, en el aclamado Effenar, cuna de los mejores espectáculos del metal holandés. La artista prometía un set que incluía rock, metal y show acústico. Dependiendo del momento de la vida en que cada asistente se enamoró de Anneke, aquí habría espacio para todos. Para recordar con añoranza la era de The Gathering o para sentir el corazón desarmarse con las piezas de Anathema. Para disfrutar del prog y la última faceta de la artista con VUUR, o deleitarse con su voz en AYREON. Acá había jóvenes, adultos, y otro público aún más grande. Todos unidos por un mismo sentimiento y pasión común.

La fecha escogida marcaba el inicio de la carrera de Anneke, puesto que data de la primera vez que pisó el escenario para cantar con The Gathering, iniciando así su camino musical profesional. Era de esperarse que con tantos años encima y una carrera arrasadora, ambas fechas se agotasen en poco tiempo.

Anneke Van Giersbergen

El show en vivo

Tal como se anunciase, Anneke optó por contar con amigos de la casa para celebrar esta fecha. Para la sección acústica trabajó en cuidadosos arreglos para temas clásicos como Saturnine – golpeando de lleno a la audiencia con esta intro de lujo-, She, Valley of the Queens, Stay y Circles. Luego de esto daría paso a un momento tremendamente emotivo al entonar una hermosa rendición de Somewhere, a dueto con otra mujer increíble de la escena holandesa: Sharon Den Adel.

Mientras se prepara para traer de vuelta los mejores temas de Agua de Annique con su formación original, Anneke llena cada espacio con relatos, soltura y calidez. No deja espacio para vacíos o espacios muertos en su show. Tiene a un animador: Frank Adams, que cumple ese rol también, de amenizar y relatar experiencias e historias. Pero una vez lista, entregó un set liviano y enérgico, donde se nota ella y sus músicos siendo tremendamente cómplices y orgullosos de este momento. Suenan Feel Alive, Even The Spirits Are Afraid y la dolorosa Sunken Soldiers Ball. La alegre y despreocupada Hey Okay! y la tremenda interpretación de To Catch a Thief, cerrando la sección con Mental Jungle y un público feliz.

La emotividad de Anneke

Posiblemente la nota alta de la noche sería el espacio que la artista brindó al público con Daniel Cavanagh (Anathema). Este momento estaba listo para pillar desprevenido a cualquiera sin pañuelos desechables a mano. La sección parte cálida con una suave entrega de A Blower’s Daughter, original de Damien Rice. Pero el gran momento vendría con A Natural Disaster, de Anathema. La interpretación fue tan exquisita que el mismo Daniel se sorprende y no deja de alabar a Anneke. Como si nunca la hubiera escuchado antes. Y es que su control de voz y capacidad de emocionar con cada nota, no deja a nadie indiferente. El cierre perfecto para esta tripleta de la emoción, sería Untouchable Pt. 2, de la misma agrupación.

Metal, por siempre

Para la última sección metal, se valió del apoyo de la formación original de VUUR. Acá interpretó un popourri de sus temas más recientes, y otros cuantos del pasado. Sonaron majestuosas versiones de The Storm – The Gentle Storm -, la favorita del público On Most Surfaces – The Gathering – y Your Glorious Light Will Shine – VUUR -. Le siguió Hyperdrive – de Devin Townsend -, Among Stars – de Amorphis y vendría el cierre alucinante con Strange Machines. Un final digno del show de 3 horas que brindaría Anneke a una audiencia que se retiró más que satisfecha y con el corazón lleno de emoción.

Anneke Van Giersbergen deja una sensación en sus oyentes de que todo lo puede. De que puede reinventarse vez tras vez y que nunca fallará. Puede tomar una senda que no guste a todos sus seguidores, puede explorar facetas desconocidas o bien agarrarse del pasado una vez más. Pero hay una sensación de fe colectiva de que todo lo que hará siempre estará bien. La artista es dueña de una de las voces más privilegiadas y genuinas en la escena musical, más una personalidad chispeante que hace que llene todos los espacios. Luego de 25 años, sigue brillando en el escenario y disfrutando cada segundo. No importa si está acompañada de una banda o si está sola con su guitarra. Ella se necesita únicamente a sí misma. Y nosotros a ella.

Revisa nuestra galería de fotos del evento, a continuación:

Anneke

Flickr Album Gallery Powered By: WP Frank
Monica