MONTAÑA SAGRADA – ” The Living Green ” (EP REVIEW)

Por .:G_Radaghast B.P.

Montaña Sagrada es el nombre del nuevo vehículo musical compuesto por Rodrigo Morris (ex-Mar de Grises), Ramón Pasternak (ex-All Tomorrows) y Vincent Zbinden (ex-Entrospect, Mourning Sun). Formados en Santiago, Chile el año pasado, acaban de lanzar su EP debut, titulado “The Living Green”, el pasado viernes 25 de septiembre de manera independiente. Muchos quedamos impactados cuando leímos en la página oficial de Facebook de All Tomorrows sobre la salida de Ramón Pasternak de la banda, para luego descubrir con asombro y ansiedad el surgimiento de este nuevo proyecto junto con Rodrigo Morris, cuya trayectoria con Mar de Grises concluyó en el año 2013. (Una verdadera pena, puesto que al menos para mí Mar de Grises fue una de las mejores bandas de metal nacidas en Chile en toda su historia). Junto a ellos, Vincent Zbinden quien ya se ha hecho nombre en la escena tanto en las bandas ya señaladas como en sus múltiples trabajos como músico de sesión.

Este EP fue mezclado por Rodrigo Morris y producido por la misma banda en su natal Santiago, entre enero y
Febrero de 2020. Las guitarras y sintetizadores fueron grabados en “Estudio Gris” por Rodrigo Morris, Ramón Pasternak y Vincent Zbinden, en tanto la batería, en el “Santuario Sónico” por Juan Pablo Quezada. La masterización corrió a cargo de Nick Zampiello en “New Alliance East”. Como leyeron, la banda no considera bajos de ningún tipo, valiéndose de las habilidades de Rodrigo y Ramón en las guitarras. Todas las canciones fueron escritas por Rodrigo Morris y Ramón Pasternak, este último además escribió todas las letras. No puedo dejar de destacar el bellísimo cuadro utilizado por la banda como cover art, original de Iñaki Muñoz (www.inakimunozuniverso.com) y que fuera hace poco reconocido por el sitio web RTMB entre los mejores cover art del metal extremo del mes de septiembre.

La banda explica así el concepto detrás de su trabajo:

“Durante los siglos XV y XVI el continente americano fue el epicentro del descubrimiento y la colonización de las potencias económicas más destacadas de Europa. Desconocían ellos el hecho que otros grupos locales basados en lo que se conocería como la isla de Chiloé en Chile ya tenían planes de dominación propios. Envuelto en un mito y protegido por un miedo irracional, un grupo en particular tenía un control firme de la población y planes de expansión muy específicos para América del Sur. En nuestra realidad, este grupo fue desmantelado por la burocracia pero también hubo un intercambio, una leyenda. Un libro de ocultismo occidental presagiaría una mezcla alquímica de culturas, una terrible posibilidad para los habitantes de este nuevo mundo.

Bajo la vista siempre alcanzable de la Montaña Sagrada, esta historia es la verdad. Como habitantes de esta cumbre rompemos la cuarta pared para traerles canciones sobre los opresores y los oprimidos. Este es un mundo donde la globalización solo le sucedió a la élite y con un propósito muy específico: poder y control. La brecha tecnológica es inexistente ya que la clase dominante es solo un mito. Los pueblos y ciudades aislados no son más que gritos de angustia esporádicos ahogados por un bosque implacable que ha retomado las metrópolis de antaño. No hay necesidad de medios directos de policía; el control de la población se automatiza a través de la ignorancia, la magia negra y la mentira.

Living Green es nuestra génesis. El poema de los arquitectos originales de esta realidad opresiva. Un agarre eterno, autoritario y oscuro que nunca soltaría al mundo. Este capítulo es una colección de historias que impregnan nuestro universo, un reflejo aumentado que se cruza con nuestro propio mundo en sus formas más violentas y perversas. Todo lo ven los ojos de Montaña Sagrada”.

Tal catastrófico diagnóstico se materializa muy bien la música de Montaña Sagrada. SI bien la banda se declara como cultores de un Blackened Sludge Metal – o como señalan en su página de Facebook, “Dark Magical Realism Metal” – la verdad es que en opinión de este servidor, la sección rítmica de Montaña Sagrada rememora bastante a The Dillinger Escape Plan, mientras las guitarras ajustadas, muy dinámicas y brutales pero a la vez dando algunos espacios a melodías me hicieron recordar al “Nightmares Made Flesh” de Bloodbath. Hablamos en suma de un Sludge/Death metal con guitarras afinadas y ejecutadas el estilo sueco, más algunos quiebres y progresiones típicos del Djent. La voz de Ramón sorprende gratamente con guturales brutales al estilo del death metal noventero pero que en este EP al menos suenan demasiado parejos, no demostrando variación ni menos recurriendo a los clásicos gritos o vocalizaciones ligadas al hardcore, tan usuales en el sludge. Esta demostración tan furiosa de Sludge extremo guarda cierta similitud con el primer EP de Isis, “The Mosquito Control”. Debo aclarar en todo caso, que estas referencias sólo sirven para dar indicios – en palabras – acerca del sonido de la banda, puesto que su música y composición es bastante original, los que empero permite apreciar sus respectivos backgrounds.

Así, “The First Flame” golpea con inusitada furia, dejando muy en claro que este conciso manifiesto tiene su diagnóstico de la sociedad extremadamente claro: rabia, brutalidad y precisión quirúrgica especialmente en la batería, con quiebres y golpes no dejando parche o platillo sin golpear y con un doble pedal intenso. “The Living Green” tiene un patrón un tanto más groove, con Vincent sacándole el jugo a su kit aportando cuotas de brutalidad cuando la canción lo requiere y ofreciendo quiebres creativos cuando en las secciones a medio tiempo. Todas las canciones de este EP son intensas, brutales y los momentos de cierta pausa son engañosos: duran escasos segundos pues el machaque es perpetuo. “Clearing” patea la mesa con energía y ráfagas de doble pedal. Por primera vez se sienten esos climax a la usanza de Mar de Grises, con todos los instrumentos y la voz de Ramón a todo vapor! El trío se disputa el protagonismo, ejecutando sus instrumentos a la máxima eficiencia y con Pasternak pletórico en las voces. Por fin, hay un momento de calma más pronunciado al final del track, con punteos varios en guitarra y Vincent percutiendo sus platillos.

Finalmente, “Wall Of Ashes” arranca con un riff muy ganchero que da paso a una sección death – progresiva con quiebres y cambios imparables de ritmo en los que Vincent se luce. Las guitarras hacen un trabajo increíble de coordinación entre ambas, sonando ajustadas haciendo una especie de escala en clave djent. Ramón susurra en el puente mientras suenan unos teclados de fondo, dando paso a el coro más melódico de este Ep. La brutalidad no cesa y Vincent no descansa en sacarle partido a su batería, sonando a momentos a los primeros discos de The Dillinger Escape Plan. Las melodías a dos guitarras en los últimos minutos del track, acompañada sólo de platillos es sencillamente sublime, manteniendo la tensión original de la canción y que serviría como apropiado preámbulo del álbum debut de la banda, del que entiendo ya tendrían material.

Definitivamente, estos son trabajos que da gusto revisar y escuchar mil veces! Sin importar los detalles antes referidos, es un muy buen debut en formato EP de una banda que promete mucho y de la que esperamos puedan lanzar un álbum debut pronto, bajo el patrocinio de un sello que les permita concentrarse sólo en la composición musical. Talento y capacidad técnica tienen de sobra, y en realidad, el bajo no se extraña para nada. Como sugerencia sería interesante escuchar a Ramón probar otras técnicas vocales, y quizás más trabajo en los sintetizadores, porque en las guitarras junto con Rodrigo simplemente se lucen. Vincent se roba la película en este Ep, sonando pesado y aportando una creatividad que a muchas bandas les hace falta en los parches. El marco conceptal y el arte gráfico que rodea este Ep es el corolario de un esfuerzo artístico de primer nivel. Felicitaciones, en hora buena Montaña Sagrada.

Calificación: 10 / 10

Género: Death/Sludge Metal Fecha de Lanzamiento: 25 de septiembre de 2020 Sello: Independiente