CLASSIC ADDICTION: Los Mejores discos de METAL del 2005

Por .:G_Radaghast B.P. (Excepto donde se indica)

Luego de una larga espera después de la sección Rock de este especial, al fin tenemos el listado con los mejores lanzamientos del under metálico del 2005. Como siempre, los trabajos del Top 10 están en orden cronológico, las menciones honrosas se presentan sin ningún orden. De nuevo, si es primera vez que chequeas este tipo de ranking, te dejamos acá los enlaces directos a los artículos anteriores:

TOP 10

GOD IS AN ASTRONAUT – ” All Is Violent, All Is Bright “

Lanzado el: 4 de febreroSello: Revive RecordsGénero: Post Metal/Ambient/Space

Los hermanos gemelos Niels y Torsten Kinsella (bajo, guitarra, visuales y guitarra, teclados, voces respectivamente) junto con el baterista Lloyd Hanney refinaron la alquimia demostrada en su álbum debut “The End Of The Beginning” entregándonos un disco por sobre todo, emotivo, íntimo, espacial y bellísimo. Los sintetizadores, efectos, loops y teclados cobraron mayor protagonismo, apoderándose de intros y secciones medias, a la vez que nos sorprenden con distintas percusiones, baterías programadas, uno que otro coro y guitarras que se lucen tanto en métrica rítmica como solos relampagueantes.

Es difícil destacar una canción sobre las demás pues su calidad es muy pareja: quizás “Infinite Horizons” por estar netamente basada en teclados, guitarra y sintetizador y “Suicide By Star” por la intensidad extrema alcanzada en los minutos finales (que recuerdan a los chilenos Mar de Grises) puesto que las demás tienen la estructura usual de esta banda: pasajes ambientales, guitarras y batería in crescendo, interludios espaciales, etc. La importancia de este trabajo es la escuela que generó: bandas como Collapse Under The Empire y Exxasens son tributarias del sello espacial y onírico de God Is An Astronaut, y que fue capaz de crear todo un subgénero dentro del Post Rock y Post Metal con bandas que hasta el día de hoy se inspiran en su sonido y que han fusionado con otros estilos, la mayoría de las veces con mucho éxito.

KARNIVOOL – ” Themata “

Lanzado el: 7 de febreroSello: MGM DistributionGénero: Prog/Alternative Metal

El álbum debut de los australianos Karnivool podría enmarcarse fácilmente en la secuela generada por el sonido de Tool, con toques de metal progresivo y new metal y que se materializó en bandas como Staind, Chevelle y Dredg. Lo de Karnivool sin embargo destacaba entre estas bandas por su gran dominio instrumental, ritmos complejos que rozaban el math metal y canciones de estructura variada. Además, la voz de Ian Kenny es una cosa de no creer: dulce, melódica y con la garra justa donde más se necesita. Un digno continuador de la técnica de Maynard James Keenan de Tool, en suma. Junto a Ian, la fuerza creativa de Karnivool es Drew Goddard quien compuso todas las canciones de este disco, grabó las guitarras y la batería. Mark Hosking aportó con guitarras y coros mientras que Jon Stockman se hizo cargo del bajo.

Así, canciones como “COTE”, “Shutterspeed” y “Synops” destacan meramente por gusto personal pues todas tienen una increíble calidad compositiva y de ejecución. Destacable también es el EP del mismo nombre del disco y que presentaba el cover del “one hit wonder” noventero “Sleeping Satellite” de la cantante Tasmin Archer, muy bien logrado, y que fue incluido como bonus en algunas ediciones de este disco.

PRIMORDIAL – ” The Gathering Wilderness “

Lanzado el: 22 de febrero (USA)Sello: Metal BladeGénero: Black/Doom/Folk Metal

Hablar de Primordial no es cualquier asunto trivial: deben ser una de las más importantes, innovadoras y potentes bandas cultoras de un estilo único, inigualable y que nadie puede copiar, principalmente, porque nadie puede igualar en sentimiento, convicción y feeling para tocar como ellos hacen y por sobretodo, porque cantar con la tranquila solemnidad, furia y pasión de Alan Averill Nemtheanga es imposible. Junto a él, Ciáran MacUiliam y Micheál Ó Floinn en guitarras, Pól MacAmhlaigh en bajo y Simon Ó Laoghaire en batería, han levantado a Primordial como una de las bandas más originales, en su particular mixtura de música celta, black, doom y folk metal, siempre abierta a incluir percusiones tribales, sonidos ambientales, guitarras acústicas e instrumentos folk típicos de la cultura céltica.

Siempre lo primero que llama la atención es la versatilidad de A.A. Nemtheanga: su voz pasa sin esfuerzo de vocales limpias, a entonaciones ritualísticas hasta voces wizard, rasgadas y prendidas. Como símil podemos citar a cantantes igual de originales como Aldrahn de Dodheimsgard y a Aaron de My Dying Bride. Lo otro siempre destacable son las guitarras y bajo de Primordial: densas como un muro de concreto, rasgadas de una forma folk/céltica, puesto que dotan de esa aura las composiciones del grupo. Canciones por lo general a medio tiempo, unas más rápidas que otras y de larga duración, serán una verdadera delicia para los amantes del sonido pesado en general, cantado desde las entrañas y en canciones hechas para cantar al viento con el puño en alto. (Chequeen sus presentaciones en vivo, son un verdadero festín pagano).

PORCUPINE TREE – ” Deadwing “

Lanzado el: 28 de marzoSello: Lava RecordsGénero: Progresive Metal

Si bien comenzaron tocando conforme al standard clásico del rock progresivo – canciones largas, basadas principalmente en el uso de teclados y sintetizadores de fondo – lentamente podría decirse que fueron inclinándose cada vez más hacia el metal. Si ya “Lightbulb Sun” (2000) delineaba un cambio a canciones más directas, e “In Absentia”(2002) los mostraba más oscuros, con este disco terminaron por consolidarse como una de las bandas esenciales del metal progresivo, sólo un peldaño más abajo de la extremidad de Opeth. Este trabajo está basado en un guion escrito por el líder de la banda, Steven Wilson (cantante principal, guitarras, teclados), y Mike Bennion, que trata una historia de fantasmas. Junto a Steven se encuentran Richard Barbieri en teclados y sintetizador, Colin Edwin en bajo y el gran Gavin Harrison en batería.

Con invitados notables como el guitarrista de King Crimson, Adrian Belew (autor de los solos en los temas “Halo” y “Deadwing”) y el líder de Opeth, Mikael Åkerfeldt (coros en “Deadwing”, “Lazarus” y “Arriving Somewhere But Not Here”), esta verdadera joya del año en comenta presenta canciones inolvidables como, además de las ya nombradas, “Shallow” y “Open Car”. El genio incombustible de Wilson nos entregaría dos discos más bajo el estandarte de Porcupine Tree, para luego de su final continuar con su carrera solista, incursionando en senderos más amigables.

CANDLEMASS – ” Candlemass “

Lanzado el: 3 de mayoSello: Nuclear BlastGénero: Doom Metal

Este fue quizás el retorno más importante del año 2005: luego de haberse reunido para algunos shows en su natal Suecia, la alineación clásica de Candlemass – los guitarristas Lars “Lasse” Johansson, Mats “Mappe” Björkman y el baterista Jan Lindh, el bajista, líder y fundador Leif Edling y el carismático vocalista Messiah Marcolin – lanzaron el que sería su último disco, homónimo y que sirve como testamento de su alquimia grupal. Para los que no los conocen, Candlemass es LA banda creadora del subgénero conocido como “Epic Doom Metal”, herederos de Black Sabbath pero con mayor fuerza y peso en sus guitarras gemelas, acordes y melodías más bajas pero a la vez con influencias de la música clásica impresionista europea y la voz operática del gran cantante Messiah Marcolin. Esta mezcla de influencias y técnicas instrumentales derivó en un doom metal marcadamente épico, solemne y oscuro. Esta alineación nos regaló trabajos clásicos como Nightfall(1987), “Ancient Dreams(1988), Tales of Creation” (1989) y este disco homónimo, aunque su debut “Epicus Doomicus Metallicus” (1986) con otro cantante, marcó la escuela definitiva del estilo.

Este “Candlemass” presenta clásicos instantáneos como “Seven Silver Keys”, “Assassin of the Light”, “Copernicus”, la instrumental “The Man Who Fell from the Sky”, “Witches” y la muy ganchera “Born in a Tank”. Fue una prueba palpable de la calidad compositiva de esta agrupación, lamentablemente concluida hasta nuevo aviso, sumando a otros cantantes en lo sucesivo con los que han seguido sacando trabajos con relativa regularidad, empero sin igualar la calidad de sus trabajos más clásicos. Su principal competencia son, precisamente, las bandas que se inspiraron en su sonido a nivel mundial y que, para colmo de Leif y los suyos, han editado trabajos más inspirados y con la dosis de frescura necesaria para, de cierta forma, “superar al maestro”. De todas formas, se han esforzado en mantener de manera digna su legado.

ANTIMATTER – ” Planetary Confinement “

Lanzado el: 26 de julioSello: Prophecy ProductionsGénero: Acoustic Art/Dark Alternative

Soledad y abandono. Eso es lo que obtienes en este disco, último producto de la unión entre Mike Moss y Duncan Patterson (ex Anathema, quien abandonó la banda después del lanzamiento de “Alternative 4”). La separación entre ambos músicos era inminente y así quedó reflejado en la grabación de este trabajo: mientras Moss grababa en Liverpool con su propia banda de músicos de sesión, Patterson hacía lo propio con su pandilla grabando sus canciones entre Francia e Irlanda. Luego de editar este trabajo, Moss anunciaba que seguiría con Antimatter como su proyecto personal, mientras Duncan anunciaba el lanzamiento de su proyecto “Ion”.

“Planetary Confinement” trae consigo canciones acústicas de indiscutible belleza, cantadas con la omnipotente profundidad de Mike Moss (“The Weight of The World”, “Epitaph” y “A Portrait of the Young Man as an Artist”) y que se conjugan con las influencias trip hop y soft electro de Duncan, caso de “Line of Fire”, “Mr White”, “Relapse” y principalmente, la continuación de sus composiciones en Anathema materializada en “Eternity Pt.24”. Fue una digna despedida de su alianza artística, depresiva y bella en partes iguales.

OPETH – ” “Ghost Reveries ”

Lanzado el: 29 de agostoSello: RoadrunnerGénero: Progressive Death Metal

En muchos sentidos, este disco fue el trabajo “bisagra” de Opeth: fue el último con los miembros de la alineación clásica – Martin López en la batería y Peter Lindgren en la guitarra rítmica – y el primero con Per Wiberg como tecladista oficial. Fue el primero sin Steven Wilson como productor luego de años de trabajo conjunto, y el último con mostrar el sonido clásico de Opeth: ese de canciones eternas, guitarras rítmicas y líderes por doquier, ritmos cercanos al death metal y voces guturales y limpias por partes iguales. El siguiente “Watershed” mostrará a nuevos integrantes y por sobre todo, nuevas técnicas de composición que separarían aguas entre sus fans.

Inicialmente, “Ghost Reveries” tenía la intención de ser un álbum conceptual, con historias que vinculaban la historia de la confusión de un hombre después de cometer un acto inconcebible, simbolizado por el asesinato de su propia madre. Sin embargo, el líder Mikael Åkerfeldt agregó canciones que si bien no tenían mayor relación con esta historia, consideró necesaria incluirlas, perdiendo así este disco el calificativo de “álbum conceptual” aunque no le restó belleza ni calidad: todas sus canciones, desde la homónima a “Isolation Years” (algunas ediciones traen el bonus “Soldier Of Fortune”, cover de Deep Purple), son del nivel magnífico usual de Opeth. Personalmente, la melodía vocal luego del intermedio en “Reverie/Harlequin Forest” es de lo mejor de toda la discografía de esta banda, acostumbrada a entregar álbumes de excelencia hasta el día de hoy.

EPICA – “ Consign To Oblivion ”

Lanzado el: 30 de AgostoSello: TransmissionGénero: Symph MetalPor: Mónica C. Bórquez

Luego de un despegue inmediato en la escena metalera tras el lanzamiento del primer larga duración, aparece “Consign To Oblivion” con una alusión clara a la cultura maya, una veinteañera Simone Simons mucho más madura en voz y mayor presencia orquestal en la composición general. El álbum, presenta una vez más el trabajo que venía realizando Mark Jansen desde After Forever, que es componer un set de canciones bajo un alero o temática en particular; en esta ocasión comienza el ciclo “A New Age Dawns”, referente a la caída y decadencia de la civilización moderna y la búsqueda de la luz y el retorno al origen, tal cual profecía Maya – temática que retorna en “Design Your Universe”.

El éste álbum, todavía Epica continúa explorando su camino definitivo musical y junto con su antecesor, es pieza clave en la fundación de su sonido final, con melodías suaves, pocos riffs de guitarra y temas relativamente cortos – a excepción del tema homónimo-, siendo un álbum aún añorado por los fans de esta época. Es la primera vez que cuentan con una colaboración, poniendo a Roy Khan – ex Kamelot – a dueto con Simons en la bella balada “Trois Vierges”. Casi ningún tema de este álbum está presente en los setlist actuales la banda, nuevamente a excepción de del homónimo “Consign To Oblivion”, que después de 15 años, sigue siendo el escogido para cerrar cada show en vivo de Epica, desde ese entonces.

ARCTURUS – ” Sideshow Symphonies “

Lanzado el: 19 de septiembreSello: Season Of MistGénero: Avantgarde Metal

Arcturus es LA banda de metal de vanguardia. Se atrevieron a incursionar en este estilo músicos más asociados a la “True Norwegian Black Metal” en el ya lejano 1991 con el single “My Angel”, el EP “Constellation” de 1994 y su álbum debut “Aspera Hiems Symfonia” de 1996, demostrando que el black metal podía mezclarse exitosamente con el rock progresivo, el space rock, influencias folk y una buena cuota de irreverencia, sin perder ápice de la fría oscuridad nórdica. Sin Arcturus, bandas como Solefald, Winds o Age Of Silence no existirían. Y discos de Ulver como “Themes from William Blakes’s The Marriage of Heaven and Hell” habrian sonado muy distintos.

Luego de su primer quiebre, en el 2005 vimos como Simen “I.C.S. Vortex” Haestnaes asumía el puesto de cantante principal, quien junto con Knut Magne Valle y Tore Moren en las guitarras (este último además en la producción y masterización), Hugh Mingay en el bajo, Steinar Sverd Johnsen en los teclados y Jan Axel “HellHammer” Blomberg (Mayhem, Winds, ex-Dimmu Borgir y otro lote de bandas) en la batería, se despachaban este trabajo glorioso del mejor avantgarde metal, fusionado exquisitamente con rock espacial, dando mayor protagonismo a las voces de Vortex y a un trabajo más balanceado en la parte instrumental. Canciones como “Shipwrecked Frontier Pioneer”, “Deamon painter” y “Nocturnal Vision Revisited” quedaron para siempre en el repertorio de Arcturus.

SOLEFALD – ” “Red For Fire: An Icelandic Odissey Pt.I ”

Lanzado el: 18 de octubreSello: Season Of MistGénero: Avantgarde Metal

Los gemelos malditos del avant noruego lo hicieron de nuevo: Lars Are “Lazare” Nedland y Cornelius Jakhelln ya habían pateado la mesa de la conformidad con discos atrevidos y extrañísimos como “The Linear Scaffold”(1997) y “Neonism”(1999), pero aquíen su quinto trabajo decidieron dar un giro y lanzar un álbum doble, inspirado en las sagas y Eddas nórdicas en un intento por lograr un verdadero trabajo de Metal Vikingo, en su particular visión claro está. Esta saga de dos partes es la historia escrita por Cornelius sobre Bragi, un Skald en Islandia. Su continuación, “Black For Death” sería lanzado el año siguiente.

“Red For Fire” es una prueba del metal irreverente de Solefald en un formato más bien neoclásico, con coros, secciones orquestales, instrumentos de viento y estructuras de verso/coro/verso: canciones tan bellas como épicas se disfrutan desde la introductoria “Sun I Call”, “Survival of the Outlaw” y “White Frost Queen” exhibían el buen estado compositivo del dúo y que se veria reflejado en los aportes de Lazare en Borknagar, Winds y Age Of Silence, al tiempo que Cornelius se dedicaría con mayor ahínco en sus labores como poeta y escritor.

MENCIONES HONROSAS

FEAR FACTORY – “Transgressions”

Sin Dino Cazares y con Byron Stroud en el bajo, Burton, Christian y Raymond entregaron un trabajo más experimental que el anterior “Archetype” pero que áun derrochaba calidad en canciones como “540,000° Fahrenheit” y “Contagion”, más los covers de U2 y Killing Joke.

SÓLSTAFIR – “Masterpiece of Bitterness”

El álbum debut de Sólstafir nos entregó una dosis letal de su personal versión de black metal fusionado con shoegaze, post metal y folk. Canciones ásperas, furiosas y con el tradicional sabor del sonido de metal islandés.

CRYPTOPSY – “Once Was Not”

Fue el primer álbum que presenta al vocalista original Lord Worm desde “None So Vile” de 1996, y sería el último con la banda. También es el primer álbum que no presenta al guitarrista original Jon Levasseur. Canciones pesadas, rozando la perfección progresiva y con un Lord Worm pletórico.

1349 – “Hellfire”

Bestialidad black metalera (A la que algunos llaman “Nuclear” o “War” Black Metal) empujados por la estrepitosa habilidad del baterista Kjetil-Vidar “Frost” Haraldstad, famoso músico de Satyricon.

GOJIRA – “From Mars To Sirius”

Su tercer disco los puso definitivamente en la palestra del metal neoprog/djent internacional, gracias al esfuerzo colectivo de los hermanos Duplantier junto a Christian Andreu y Jean-Michel Labadie. Ha sido seleccionado disco del año y uno de los mejores de la década.

STRAPPING YOUNG LAD – “Alien”

SI bien “City” fue el disco cúlmine de la banda nodriza de Devin Townsend, su cuarto esfuerzo no deja de ser una increíble álbum de math metal alucinante y con sorprendentes cuotas de melodía.

NILE – “Annihilation of the Wicked”

El cuarto álbum de estudio fue el primero con George Kollias en la batería, marcando un cambio en canciones menos exuberantes en destreza técnica, canciones más concisas pero no por ello con menos dosis de brutalidad arcaica y misticismo egipcio. Todo lo contrario.

SOULFLY – “Dark Ages”

Un regreso a las raíces más thrasheras de Max Cavalera, en una producción llena de odio, atravesada por varias crisis y pérdidas personales, con el mérito de no perder sus tradicionales tendencias sincréticas, esta vez enfocada en los sonidos de Europa del Este, y como siempre, invitados de la talla de Dave Ellefson (Megadeth) y Kerry King (Slayer).

DREAM THEATER – “Octavarium”

El octavo esfuerzo de la banda insigne del metal neoprogresivo norteamericano, fue un digno sucesor de aquellas bestias gigantescas como “Six Degrees Of Inner Turbulence” y “Train Of Thought”.

MESHUGGAH – “Catch 33”

Fredik Thordendal y los suyos volvieron a deleitarnos con un disco propio de su fama, lleno de temas contundentes, aunque adoleció de menor éxito comercial en comparación con el resto de su discografía.