METALRIFF – Under My Skin (ALBUM REVIEW)

Por Karina Báez O.

Una de las bandas que no ha parado ni un segundo desde sus inicios en el año 2017 es Metalriff, quienes desde su placa debut “Blinded” los hemos activos por redes sociales y ingeniándoselas para seguir deleitándonos con material audiovisual como contándonos paso a paso los detalles de “Under My Skin”, que vio la luz el 15 de Agosto del 2020.

El álbum lanzado en plena pandemia mundial fue lanzado bajo el sello chileno Australis Records y cuenta con 8 temas grabados, mezclados y masterizados a principios del 2020 en el estudio “Cordovez Productions”. El arte que acompaña este nuevo trabajo estuvo a cargo del reconocido ilustrador nacional Jose “Kat” Canales, quien nuevamente le da vida a la identidad de la banda bajo sus diseños, buscando el primer impacto visual y poder entender el concepto que Metalriff nos ha querido detallar en esta entrega.

Los invitamos a leer la reseña completa a continuación:

La primera bomba empieza con “Blood and War”, el primer single previo al lanzamiento del disco. Un crudo relato de como la guerra por años se ha convertido en un negocio constante para los más ricos. Este mensaje va de la mano con un sonido fresco y limpio, con gran distinción de los instrumentos. La consistencia del tema a veces de hace un tanto plana si la comparamos globalmente con todos los tracks que trae Under My Skin, de alguna forma conecta con la estructuras de su álbum debut pero dándonos una pincelada de un cambio, que se hace más notorio en el transcurso del álbum.

Seguimos con “Under My Skin”, tema que le da el nombre a la placa. No tengo duda alguna que este es el track definitivo donde vemos claramente la evolución en el trabajo de Metalriff de entregarnos un material pulcro y nuevo. La subida de velocidad en los riffs y la batería mucho más fuertes nos regalan un tema imperdible para ver en vivo. El estribillo dominante, ganchero y fácil de memorizar hacen que sea una de las canciones que más te queda dando vueltas por la cabeza. Otro punto alto de la canción es la gran presencia del bajo para introducir a los otros elementos previos al solo y de allí poner toda la caballería en marcha. Mucho Thrash vieja escuela pero también utilizando recursos del Death para hacer un balance especial y distintivo del resto de la escena.

Siguiendo el hilo conductor llegamos a “From Saint to Demon”, otra provocativo track de la nueva era de Metalriff. Siguiendo la formula anterior de coros sobresalientes y estructuras rítmicas rápidas, dándonos estas ventanas introductorias al solo de guitarra que nos van atrapando entre la tecnicidad que nos plasman todos los elementos de la agrupación y los cambios naturales en el sonido que se van efectuando mientras pasan los segundos, pero a su vez dejándolo como un tema muy fácil de escuchar. El quiebre en el sonido viene con “The Emptiness”, con una suave guitarra acústica protagonica por unos segundos hasta que llega a la voz, creando un equilibrio sereno que se mantiene un par de segundos y va tomando protagonismo en todo el tema. Igualmente nos encontramos con grandes explosiones del sonido bien formulado pero sin perder el sentimiento inicial de la canción.

En “The Borderline”, nos muestran los característicos riffs de la banda y abrumadores solos, acompañados de toda una batería brutal marcando los tiempos como reloj. Otra de las novedades que nos trae el proyecto es “From the Ashes”, donde se toman este tema con un formato completamente instrumental para desarrollar más intensamente la estructura rítmica y darse el lujo de resaltar tanto la batería, bajo y guitarra, pero a su misma vez la versatilidad al momento de tocar diferentes corrientes, más que thrash en general, a veces un sonando más extremos y otras hasta queriendo jugar con el prog. Es un tema para analizar sin lugar a duda.

En la recta final aparecen “Puppets and Clowns”, otro puntapié de agresividad y contundencia que no deja indiferente a nadie. El tema más largo que va de menos a más, dejándonos al final una leve intro para pegarnos de lleno con el último tema de la placa titulada “Don’t be Afraid to Die”. El último bocado que nos entrega la banda, pisando el acelerador a fondo sin desvanecer los ánimos de los temas anteriores, la energía que derrochan es impresionantes, sin duda este disco será uno de los imperdibles para ver en vivo y en directo.

METALRIFF

La introspección que ha realizado Metalriff en estos dos años de preparación de su nueva propuesta se ha visto totalmente reflejado en esta nueva placa, cuidando cada detalle prolijamente y mostrándonos con claridad los el nuevo horizonte al que quieren llevar sus temas, con composiciones más agresivas y una voz más trabajada. No quisiera caer en el cliché de nombrar bandas que lo más probablemente han influenciado a este proyecto porque se nota con creses que el Thrash Metal que nos entregan estos chilenos busca desmarcarse de lo clásico que conocemos hasta ahora y subir un escalón más buscando de su propia identidad dentro de la escena.

Under My Skin llega en el mejor momento para Metalriff a pesar que las condiciones mundiales no sean las más óptimas para la música, pero seguramente les abra las puertas para sentar cimiento sólidos en la escena latinoamericana y fidelizar a la chilena. La agrupación cuenta con grandes profesionales de la música, que con el pasar de los años y la experiencia se han convertido en unas máquinas que derrochan pasión por su trabajo y que se han dedicado a crecer a través de los años de la mejor forma posible, desarrollando la mejor carta de presentación que habla por sí sola: un resultado final impoluto, profesional y de gran proyección.

Sello: Australis Records
Lanzamiento: 15/08/2020

PUNTUACIÓN: 8.5/10