Classic Addiction: Los Mejores Discos de 2002

Por Alejandro Melgar

Venimos acumulando importantes listados de discos fundamentales año a año, comenzamos en el año 2000 y pretendemos llegar a nuestros días, así que aún nos queda mucho camino por delante. Si quieren revisar los artículos anteriores, los encuentran acá:

Comencemos entonces con la primera parte del listado para los Mejores Discos de 2002.


DREAM THEATER « Six Degrees of Inner Turbulence »

Lanzamiento: 29.01.2002Sello: Elektra RecordsGénero: Progressive Metal

Luego del impresionante y definitivo ‘Metropolis pt. 2: Scenes From A Memory’ (1999) la vara estaba muy alta para que el quinteto neoyorkino entregara un sucesor digno años más tarde. Pero los gigantes progresivos sorprendieron al mundo con su primer disco de estudio doble en la forma de ‘Six Degrees of Inner Turbulence’, un mastodóntico disco de metal progresivo donde Dream Theater se despacha con seis composiciones tan disímiles como imprescindibles, abarcando todo el espectro de la música por la que se hicieron famosos.

Lleno de momentos icónicos como el inicio de la “Twelve-step Suite” de Mike Portnoy con ‘The Glass Prison’ (saga de canciones temáticas que retratan la superación del alcoholismo del baterista) en uno de las canciones más pesadas de la banda hasta el momento, la emotiva y brillante ‘Misunderstood’, o el tema título que se convierte en la canción más larga en la historia de la banda (característica que se mantiene hasta hoy), con 42 minutos divididos en ocho tracks mostrando el lado más ambicioso y sinfónico del grupo. Sin dudas otro highlight en la carrera de Dream Theater, quienes continuaban haciendo historia y mostraban su mejor momento.

La primera pista del primer disco comienza con el ruido blanco con el que termina Scenes from a Memory (1999), mientras que la última pista, Losing Time termina con una acorde largo de cuerdas sintetizadas, que es usado también como el intro del tema As I Am de su siguiente álbum en estudio, Train of Thought (2003)

Es el segundo disco más largo de la banda, después de The Astonishing (2016).


NIGHTWISH « Century Child »

Lanzamiento: 25.05.2002Sello: Spinefarm RecordsGénero: Symphonic Metal

Este disco guarda un lugar especial en mi corazón ya que descubrí Nightwish en esta época (y en consecuencia toda la movida de Symphonic Metal que eso llevaba consigo). Los finlandeses venían de cosechar grandes elogios en el campo del Power Metal con su anterior y recomendadísimo ‘Wishmaster’ (2000), pero acá la cosa se puso aún más ambiciosa, llevando las ideas magistrales de Tuomas Holopainen a otros niveles de majestuosidad, ayudados por un éxito cada vez más importante que les permitió una producción mayor, contando entre otras cosas con una orquesta sinfónica real por primera vez en su historia.

Grandes clásicos de Nightwish como la accesible y emotiva ‘Ever Dream’, la pesadita y riffera ‘Slaying the Dreamer’, el arranque portentoso con ‘Bless the Child’ o un cierre ambicioso y épico con ‘Beauty of the Beast’ salen todos de este disco, sin mencionar que es el primero en contar con el bajista y vocalista Marco Hietala, cuyo dueto vocal con Tarja Turunen en la increíble versión de ‘Phantom of the Opera’ sigue siendo impresionante aún en nuestros días. Sin dudas un paso adelante en la carrera de una banda que continuaba en ascenso y llegaría a su pico discográfico en el siguiente lanzamiento.

Es el primer álbum con el bajista Marco Hietala, anteriormente miembro del grupo Sinergy, quien también hace voces, reemplazando a Sami VänskäCentury Child incluye canciones que tocan una gran variedad de temas y pensamientos en sus letras, desde la furia (en Slaying the dreamer) hasta el más completo romanticismo (en Forever yours).


SYMPHONY X « The Odyssey »

Lanzamiento: 05.11.2002Sello: InsideOut MusicGénero: Progressive Metal

La maquinaria liderada por el eximio guitarrista Michael Romeo no paraba ni un segundo por aquellos años, y con ‘V: The New Mythology Suite’ (2000) dejando las expectativas muy altas para el futuro, los americanos sabían que tenían que apostar al todo o nada para su sucesor. Afortunadamente nuestras plegarias se cumplen con ‘The Odyssey’, un mastodóntico lanzamiento que no hace más que reforzar los conceptos preestablecidos del Progressive Metal, llevándolos a nuevos límites y cotas superiores de excelencia.

Ya de por sí los primeros siete temas que componen esta obra se ubican dentro de lo mejorcito que daba el Prog Metal para esos años, balanceando virtuosismo, melodía y buen gusto como pocas bandas lo estaban logrando, pero es en el tema título que cierra el álbum que la banda realmente brilla y se muestra ambiciosa como nunca. ‘The Odyssey’, la canción, son 24 minutos de pura magia y una aventura épica por todos los climas y atmósferas que se imaginen, considerado hoy un clásico de clásicos y el eterno caballito de batalla para la banda, que solía hasta hace poco cerrar sus shows con una interpretación completa en vivo. Si no lo han hecho aún, embárquense en esta odisea que sin dudas van a salir victoriosos.

El álbum es el primero de la banda en ser grabado por completo en el estudio en casa del guitarrista Michael Romeo, The Dungeon. “Accolade II” es una secuela de “The Accolade” de The Divine Wings of Tragedy (1997). La canción principal es el gran final del álbum: una interpretación musical de 24 minutos de la Odisea de Homero, un poema épico sobre el viaje del antiguo héroe griego Odiseo.


OPETH « Deliverance »

Lanzamiento: 12.11.2002Sello: Koch / Music for NationsGénero: Progressive Metal

Luego del bombazo que significó ‘Blackwater Park’ (2001) el año anterior, Opeth necesitaba crear algo verdaderamente revolucionario para seguir construyendo su legado y mantenerse como una de las bandas extremas progresivas más importantes del momento. Es así que los liderados por Mikael Akerfeldt componen en el mismo lapso de tiempo lo que serían dos obras fundamentales: “Deliverance” y “Damnation”. Finalmente por decisiones del sello discográfico ambos álbumes terminaron saliendo por separado y en años diferentes, es por eso que “Deliverance” es el que aparece en este ranking, considerado uno de los álbumes más pesados y oscuros de Opeth en toda su historia, contrastando con lo que se vería en su sucesor (revisar listado de 2003).

Acá vamos a encontrar apenas seis canciones repartidas entre una hora de música, donde la banda destila odio y maldad como en composiciones tan intrincadas como imprescindibles. Con Opeth sabemos que la complejidad siempre está a flor de piel y el contraste entre Prog Rock y Death Metal se hace cada vez más evidente, con bombas atómicas como ‘Wreath’, el tema título ‘Deliverance’ (clásico absoluto) o el hipnótico cierre con ‘Master’s Apprentices’ y su riff icónico. Los suecos/uruguayos volvían a hacer historia con este lanzamiento, y aún faltaría lo mejor.

Deliverance es el sexto álbum del grupo sueco Opeth. El álbum fue grabado en los estudios nacksving y fue producido por Steven WilsonDeliverance contiene cinco canciones de más de diez minutos de duración (el primer álbum de este estilo desde Morningrise), y una pista instrumental de cerca de dos minutos.


PORCUPINE TREE « In Absentia »

Lanzamiento: 24.09.2002Sello: Lava RecordsGénero: Progressive Metal, Progressive Rock

Definitivamente considerado un disco bisagra en la banda del momento del británico Steven Wilson, ‘In Absentia’ de Porcupine Tree abandona en parte los sonidos psicodélicos y pop/rockeros de sus anteriores trabajos en pos de un sonido más pesado y oscuro, entrando incluso en el terreno del Metal Progresivo, siempre con el Prog Rock tradicional y melódico como base de toda composición. Otro punto a destacar en este álbum es la incorporación a la banda del baterista Gavin Harrison, una pieza que probaría ser fundamental desde este momento hacia el final de los días del grupo, un músico excelso que dota de una versatilidad envidiable a las gemas preciosas que componen el disco.

In Absentia’ está lleno de clásicos que popularían los shows de Wilson aún largo tiempo después de haber sepultado a Porcupine Tree. ‘Blackest Eyes’ es el inicio perfecto, contundente y melancólico. ‘Trains’ comenzaría la tradición de memes de trenes con los que Wilson parece estar obsesionado, ‘The Sound of Muzak’ muestra a un Harrison descollando talento groovero y ‘The Creator Has a Mastertape’ nos hace caer rendido ante las líneas de bajo de Colin Edwin. Una proeza de disco que quedaría entre lo más logrado del cuarteto inglés hasta su disolución en 2010.

Su primer lanzamiento en un importante sello discográfico, Lava Records. Fue muy bien recibido de manera crítica y comercial, ya que a menudo se lo considera el mayor logro de la banda y vendió más del triple que cualquiera de los álbumes anteriores de la banda.


RHAPSODY « Power of the Dragonflame »

Lanzamiento: 23.04.2002Sello: Limb MusicGénero: Power Metal

El concepto de “momentum” puede aplicarse para cuando una persona o entidad está teniendo una buena racha y se aprovecha de esa energía positiva y momento de creatividad para seguir pariendo creaciones únicas, innovadoras y especiales. En el caso de Rhapsody a comienzos de la década de 2000 esto era claramente el caso, ya que mantener los estándares de calidad impuestos por el monumental ‘Dawn of Victory’ (2000) no era tarea sencilla. Con ‘Rain of a Thousand Flames’ (2001) se hizo un intento, pero el disco queda mayormente olvidado y se siente más como un EP que como un esfuerzo completo. Afortunadamente para el año siguiente los italianos se despachan con un disco espectacular que cierra la “Emerald Sword Saga” de manera sublime y nos deja fuera de combate preguntándonos que seguiría en el próximo capítulo.

Nuevamente tenemos una colección de clásicos que realzan el sentimiento épico que sólo Rhapsody podía lograr, con himnos como el frenético arranque ‘Knightrider of Doom’, la cadencia soundtrackera y apocalíptica ‘March of the Great Swordmaster’, la demostración de poderío vocal de Fabio Lione en una marvilla como es ‘Lamento Eroico’ (infaltable en vivo), y un cierre por todo lo alto con ‘Gargoyles, Angels of Darkness’, el que es hasta el momento el tema más largo de los tantos, paseándonos por todos los climas y cerrando la saga de manera inmejorable.

Power of the Dragonflame es el cuarto álbum de la banda italiana Rhapsody, lanzado el 18 de marzo de 2002. Este álbum termina la Saga de la Espada Esmeralda, que comenzó con el álbum Legendary Tales (1997).

Alex Holzwarth aparece como baterista en la alineación oficial pero no ha grabado las pistas en el álbum.


PAIN OF SALVATION « Remedy Lane »

Lanzamiento: 15.01.2002Sello: InsideOut MusicGénero: Progressive Metal

El cuarto álbum de los progresivos Pain of Salvation puede considerarse en muchos aspectos como su “breakthrough album”, el disco que les valió el reconocimiento masivo y la popularidad en el ámbito musical. Aunque deberíamos poner estos conceptos entre comillas ya que popularidad y masividad no son adjetivos que puedan aplicarse para una banda de Rock y Metal Progresivo al mismo nivel que bandas que llenen estadios. Es relativo pero entienden la idea, a partir de ‘Remedy Lane’, Pain of Salvation pasó a otro nivel compositivamente y eso repercutía en todas las otras áreas.

Escrito casi en su totalidad por el guitarrista, vocalista y mastermind, Daniel Gildenlöw, ‘Remedy Lane’ funciona de manera semi-autobiográfica para el atormentado artista, de esta manera la naturaleza del álbum se torna más oscura, aunque con breves momentos de felicidad. Clásicos como ‘Ending Theme’ (lo más parecido a un hit de los suecos), ‘A Trace of Blood’, la indispensable y desgarradora ‘Undertow’, o el cierre épico con ‘Beyond the Pale’ prueban que la banda tenía mucho para demostrar y sólo irían en ascenso desde aquí.


SPOCK’S BEARD « Snow »

Lanzamiento: 27.08.2002Sello: Metal Blade / Radiant RecordsGénero: Progressive Rock

Este disco tiene la particularidad de ser el que puso fin a la historia de Neal Morse junto a Spock’s Beard, y marcaría un claro punto de inflexión en la carrera de la banda, que pasarían a una etapa relegada y bastante olvidada, hasta volver con mucha fuerza con la década de 2010 ya bien entrada. ‘Snow’ es un disco fundamental y adelantado a su tiempo, es la ópera prima de una de las bandas más fundamentales del revival noventero del ProgRock. Un disco doble y conceptual en el que se narra una historia tan fantástica como terrenal, que nos hace reflexionar y acompañar al personaje principal en su viaje espiritual, como sería ya costumbre en futuros lanzamientos del maestro.

Una obra gigantesca que comenzaría la tendencia del talentoso compositor para crear historias conceptuales enormes y de un vasto alcance, pasando por todo el espectro melódico de este género tan rico en matices. Además tiene el valor histórico de ser la despedida de Neal con la banda que le dio el éxito musical, antes de partir hacia su nuevo renacimiento. Si quieres un consejo: agarra tu auto, busca tranquilidad, maneja por horas y encuéntrate a ti mismo en un estado de relajación y éxtasis. Luego aprieta play y me cuentas.


LACUNA COIL « Comalies »

Lanzamiento: 29.10.2002Sello: Century MediaGénero: Gothic Metal, Alternative Metal

Los italianos de Lacuna Coil venían luchando en la escena under desde su formación en 1994 sin un horizonte aparente. Sus dos primeros lanzamientos, ‘In A Reverie’ (1999) y ‘Unleashed Memories’ (2001), hoy rarezas preciosas en el ámbito del Gothic Metal, pasaron relativamente desapercibidos en la comunidad y la banda sabía que necesitaba un volantazo de creatividad artística si quería abarcar más público con su propuesta. ‘Comalies’ nace como respuesta a esa inquietud, amalgamando esos sonidos oscuros de corriente gótica con un sonido más acorde al inicio del nuevo milenio, adoptando esa cuota de Metal Alternativo por la que son conocidos hasta hoy.

Comalies’ fue el inicio de esa tendencia condimentado de manera sublime y centrado en la creación de himnos que se mantienen intactos y funcionan hasta nuestros días como los caballitos de batalla de la banda. Canciones como ‘Swamped’ y ‘Heaven’s a Lie’ se mantienen ultra vigentes y las imágenes de sus videos siguen siempre presente en nuestros recuerdos. Su vocalista Cristina Scabbia declaró que la banda tuvo una “explosión creativa” en la composición de este disco, y eso se nota indudablemente al poner play y dejarnos llevar por el disco más logrado de una banda que estaba por probar las mieles del éxito.

En palabras de la propia vocalista, Cristina Scabbia: “[Durante la grabación del álbum], tuvimos una especie de explosión creativa. Estábamos trabajando bajo una especie de “coma“, algo así como en una dimensión diferente. En primer lugar , sólo queríamos utilizar la palabra “Coma” pero sentíamos que había algo que faltaba, así que decidimos juntar dos palabras: Coma y mentiras (Lies)”.

Comalies alcanzó el puesto #178 en el Billboard 200 y ocupó el #9 en los Us Top Heatseekers y en Us Independent Albums.


SIRENIA « At Sixes and Sevens »

Lanzamiento: 13.08.2002Sello: Napalm RecordsGénero: Gothic Metal, Death/Doom

Sirenia nace tras la salida del miembro fundador Morten Veland de la remarcada banda de gothic metal Tristania. Veland utilizó el material que había compuesto originalmente para esa banda y volcó sus recursos a la creación de “At Sixes And Sevens”, un debut que posicionaría a Sirenia como una gran banda a destacar en el ámbito del Metal Gótico y Sinfónico. Ambientes melancólicos, climas oscuros y depresivos y esa mezcla perfecta entre vocales angelicales femeninas (provistas por Fabienne Gondamin, la primera de muchas vocalistas que tendría la banda) y las voces de ultratumba guturales provistas por el propio Morten.

Luego de este debut la banda empezaría un camino en su mayoría tormentoso provocado por un sinfín de vocalistas que harían acto de presencia con el disco de turno, lo cual también repercutió indefectiblemente en la calidad de las composiciones. Hoy en día Sirenia es una banda de lo que se podría llamar “tercera línea” dentro del ámbito Gothic/Symphonic, pero su debut queda en nuestro recuerdo como una gema preciosa y un impecable y elegante punto de partida.

En la singular portada en blanco y negro se utilizó a una modelo noruega, escogida por el diseñador de la cubierta, para representar a una sirena.

Morten Veland, fundador de la banda y anterior alma mater de Tristania, es un gran amante de la música clásica, y esa influencia se plasma claramente en “At Sixes and Sevens”, en forma de teclados barrocos, violines herederos de Paganini y unos impresionantes coros de ópera que parecen directamente extraídos de Carmina Burana.


Menciones Honoríficas


AVANTASIA
The Metal Opera, Part II

Ambas partes fueron compuestas en simultáneo pero lanzadas en años diferentes. Otro definitivo highlight en la carrera del prolífico Tobias Sammet.


DARK MOOR
The Gates of Oblivion

La obra fundamental de los españoles que a base de buenas composiciones, virtuosismo neoclásico y excelentes vocales logran dar forma a una joyita del Power.


DARK TRANQUILLITY
Damage Done

El disco más exitoso hasta el momento para los suecos, y un pilar fundamental del Melodeath con influencias modernas.


SHAMAN
Ritual

La respuesta de André Matos a sus ex-compañeros de Angra llega en la forma de un debut superlativo que eleva el Power Metal a otros niveles.


MANOWAR
Warriors of the World

El último gran disco de una banda que supo reinar el mundo Heavy/Power, lleno de clásicos eternos de puño alto.

WARCRY
WarCry + El Sello de los Tiempos

Mención especial para los españoles de WarCry que lanzaron el mismo año sus dos primeros discos, logrando satisfacer por partida doble a los fanáticos con obras destacadas.


KING DIAMOND
Abigail II: The Revenge

La secuela de uno de los álbumes más logrados del Rey no decepciona y nos sumerge nuevamente en un mundo de horror y locura.


LORDI
Get Heavy

El debut de los literales monstruos fineses proporciona grandes cuotas de diversión a base de joyitas rockeras y canciones bien pegadizas.

Sabemos que nos quedaron discos afuera, anímate a dejar tus comentarios con los que nos faltaron y tus discos favoritos de ese año para que podamos construir una biblioteca enorme. Los dejamos con una playlist que engloba estos discos y varios más de 2002.

AJMA