ILLUMISHADE – Eclyptic: Wake of Shadows (ALBUM REVIEW)

Por Alejandro Melgar

El nombre de Fabienne Erni comenzó a resonar con mucho más fuerza en la escena metalera mundial recién en los últimos años. Cuando la carismática vocalista ingresó a Eluveitie en 2017 tuvo unos zapatos grandes para llenar, actuando como reemplazo de la favorita de los fans Anna Murphy, quien dejó un vacío enorme cuando se retiró del ensamble suizo más potente del Folk Metal. Y aquí es cuando Fabienne empezó a brillar y su llama jamás se apagó: ayudada por un excelso lanzamiento como fue ‘Ategnatos’ (2019), la vocalista cumplió con creces sus labores y levantó a imagen de una banda cuyo destino era incierto, brindando una performance soberbia que se tradujo también a las actuaciones en vivo, con un carisma y una dulzura totalmente hipnotizantes.

Pero la joven Fabienne es una chica inquieta y su talento es infinito, por lo que en seguida se puso en campaña para formar su propio proyecto en donde puede desempeñarse en varios roles y además dar rienda suelta a su creatividad compositiva e interpretativa. Así nace Illumishade, un proyecto muy prometedor e intrigante que inició su maquinaria recién a principios de este tormentoso 2020, como un vehículo conductor que pueda arrojar rayos de luz en estas épocas de penumbra. Y rápidamente con el anuncio de creación de la banda ya se estaban moviendo los engranajes para lanzar al mundo su debut por todo lo alto, con una exitosa campaña de presentación en la que fuimos develando a una banda moderna, llena de energía y pasión y con una líder totalmente humilde y carismática. Las semillas ya estaban depositadas para empezar a dar forma al disco que nos compete: ‘Eclyptic: Wake of Shadows’.

Y ya de entrada vamos a decirlo: la sensación con el disco es de estar descubriendo una banda con muchísimo potencial, pero que se queda a medio camino entregando un puñado de canciones con buenas ideas, pero que en el conjunto global se sienten como que no terminan de despegar. Esa sensación entonces se traduce en la de estar ante un producto incompleto, que si bien es disfrutable, le falta mucho para convertirse en algo de carácter memorable. Pasemos a explicar lo que queremos decir con esto, empezando por los tres singles que fuimos conociendo antes de llegar al álbum definitivo.

El primero que se conoció fue ‘World’s End’, y nos muestra la faceta más energética y pesada del grupo, siendo una buena carta de presentación de lo que pueda llegar a ser esta banda desatando su potencial. Con especial énfasis en los riffs de guitarra bien gruesos y entrecortados, el tema tiene una onda djent que contrasta con las dulces vocales de Fabienne mientras desemboca en un estribillo a medio tiempo más emparentado con una power-ballad. Un showcase de espectacularidad y modernismo que resalta esa combinación entre Progressive Metal y Symphonic Metal que tan bien les sale. Extrañamente dejaron esta canción para el final del álbum, siendo el primer tema que presentaron.

La segunda canción liberada fue ‘Rise’, una balada épica de total factura Disney que agradará a los más pequeños y conmocionará a los adultos sensibles (como quien escribe). El tema parece salido de la banda sonora de Frozen pero eso no impide que se vuelva un himno y una demostración de la inmensa capacidad vocal de Fabi. Vas a querer cantar ese estribillo caminando por un bosque helado y buscando tu propósito en la vida (inserte suspiro romántico). ‘Crystal Silence’ es el tercer single, más breve y directa que las anteriores, se podría calificar como un Metal Alternativo bien ganchero con un estribillo Electro Pop bien bailable, es el tema más descartable de los tres sencillos.

El resto de las canciones incluyen ‘Tales of Time’ con la participación especial del enorme Chrigel Glanzmann, compañero de Fabi en Eluveitie. Una breve y agradable composición pegadiza de Symphonic Metal con algo de Power y algo de Pop, recuerda por momentos a Amaranthe. ‘What Have I Become’ es otra balada de manual (lo cual no significa que sea algo malo), con varios instrumentos orquestales entrando en escena y algunos coros celestiales. Nos recuerda lo bien que funciona esta banda en este formato más tranquilo pero manteniendo la grandiosidad.

Muse of Unknown Forces’ es una de mis favoritas del álbum junto con los dos primeros singles, es otra de esas canciones que muestra todos los elementos que funcionan en un mismo lugar, es potente, incita al headbanging y contiene una de las mejores performances vocales del disco. También es muy orientada a los riffs de guitarra, conformando una importante joya del Modern Metal con toques sinfónicos, me hizo acordar al Within Temptation de la época ‘The Heart of Everything’ mezclado con el Lacuna Coil más actual y “djentizado”. Y por último ‘Golden Lands’, otra breve incursión baladezca guiada por la dulce voz de Fabienne y un emotivo solo de guitarra de Jonas Wolf. Pero la canción tiene el mismo defecto que encontramos a lo largo de todo el álbum, y eso es de lo que vamos a hablar en el siguiente párrafo.

¿Notaron que estamos redondeando el review pero nombramos sólo siete canciones? Y si el álbum tiene 13… ¿qué pasa con el resto? La respuesta viene en forma de intros, interludios conductores y experimentos arriesgados que no despegan. Eso pasa con ‘The Calling Winds’, una canción que se hubiera beneficiado ampliamente de un par de minutos más, o con ‘The Farewell Arcades’ que usa 40 de sus breves 150 segundos en generar ambiente para después transformarse en un brevísimo instrumental guitarrero que prometía muchísimo. Y bueno, más ideas de este estilo que se repiten a lo largo del álbum y si bien funcionan como puentes conductores entre las canciones, no podemos evitar rascarnos la cabeza y pensar que para un disco tan breve no era necesaria tanta separación de conceptos e ideas musicales.

Eclyptic: Wake of Shadows’ es un buen disco con muchas ideas interesantes y una banda aceitada con la capacidad de construir melodías inolvidables, pero que a la vez se siente incompleto y da la sensación de funcionar más como un EP que como un álbum propiamente dicho. No por duración, 41 minutos es una duración más que normal para un disco hoy en día, sino por el hecho de que estamos ante pocas canciones y mucho relleno que puede tener buenas ideas pero no permiten ser desarrolladas. Hay mucho potencial en Illumishade, y en lo personal no puedo esperar que llegue ese segundo disco que me vuelve la cabeza, pero si nos quedamos sólo con lo que tenemos hoy, vamos a esbozar un par de sonrisas por un tiempo hasta que nos demos cuenta que recordemos este álbum como algo bonito y lo saquemos de nuestra rotación.

Género: Symphonic Metal, Alternative Metal, Progressive Metal
Lanzamiento: 15-05-2020
Independiente

Tracklist:

  1. Passage Through The Clouds
  2. The Calling Winds
  3. Tales Of Time (feat. Chrigel Glanzmann)
  4. The Farewell Arcades
  5. Crystal Silence
  6. What Have I Become
  7. Rise
  8. Into The Maelstrom
  9. Muse Of Unknown Forces
  10. Golden Lands
  11. Beyond The Obsidian Veil
  12. World’s End
  13. Glowing Tides

Calificación: 7.5 / 10

Agradecemos a Tamara Schön, mánager de Illumishade, por facilitarnos el álbum para review anticipadamente.

AJMA