THE THIRD GRADE – Of Fire and Ashes (Pt. 2) (ALBUM REVIEW)

Por .:G_Radaghast B.P.

The Third Grade es una agrupación de Metal Neoprogresivo nacida en Valencia, España, el año 2009, fundada por el cantante, guitarrista y tecladista Jose Masiá. Después de varios cambios de alineación (por lo que pude averiguar ya que la banda nos envió una biografía bastante escueta) el grupo lo componen actualmente además de Jose, Javier Masiá en bajo & coros, Ivan Tachella en la batería y María Cobos en la voz. Habrían nacido como un proyecto acústico pero luego evolucionaron a una banda de metal. Su discografía es bastante extensa: “The Third Grade‘, LP del 2012, el single “Holes” del 2013, el EP “The Garden of the Whispers” del mismo año, el single del 2014 “Breathe Away‘, el EP ‘Orion’ del 2014, el larga duración “Deeper, Darker” del 2016, el EP “Of Fire and Ashes Pt.1” del 2017 y su tercer álbum “Of Fire and Ashes Pt. II” lanzado el 20 de marzo de este año a través de Art Gates Records, y que la banda nos hizo llegar. Se han dedicado también a perfeccionar sus directos, pudiendo tocar en diversos festivales propios del género a nivel nacional (Chu Fast Prog, 2015; Tótum Revolútum, 2016).

Su último álbum fue producido por Raúl Abellán en The Mixtery Studios de su natal Valencia, y que en sus nueve canciones nos ratifica la vocación metalera neoprogresiva de la banda, con una marcada influencia heavy clásica en las voces de María y Jose. Es inevitable notar como primerísima influencia general del sonido de la banda a Dream Theater y Symphony X, puesto que como grupo siguen el canon de composición tradicional de estilo, a saber: inicio de guitarra rítmica en clave metal de afinación grave, patrón potente en batería – bastante sencilla en este grupo para lo usual de este estilo -, luego un solo de guitarra muy placentero que da paso a las voces. Primera estrofa, coro, regreso al patrón inicial, y luego una sección instrumental de exhibición de la técnica de los músicos y ciertas variaciones durante el interludio a través del cual exploran las posibilidades musicales y rítmicas de la melodía principal, cerrando al final con la misma estructura de la primera estrofa. Sé que suena aburrido en palabras, pero depende de las habilidades de cada agrupación de este estilo el hacerlo interesante tanto para ellos mismos como para el oyente. Se percibe además en la técnica de la guitarra rítmica cierta influencia de exponentes más ligados al math metal o djent: recuerda a la guitarra rítmica de grupos como Gojira o Meshuggah, e incluso en las últimas canciones del disco hay partes que recuerdan a bandas de sonido más cercano al groove.

En el caso de The Third Grade, es innegable que sus músicos tienen la destreza musical necesaria para incursionar en este estilo, destacando su líder quien tanto en las guitarras como teclados logra pasajes realmente bellos e interesantes. Su voz sin embargo no alcanza el mismo nivel pues si bien sus dotes para hacer los agudos típicos de la tradición heavy da con lo justo, el espectro de su voz es limitado y se escucha forzada en algunas partes. El departamento rítmico cumple a cabalidad. aunque la batería de Iván y el bajo de Javier resultan bastante discretos excepto en los dos últimos tracks donde ambos logran lucirse. María tiene una voz distintiva y capaz pero siento que puede mostrar mucha mayor versatilidad a la exhibida en el álbum, como que está demasiado restringida – o no se le permite mayor protagonismo dentro del esquema del grupo, suele suceder.

De esta suerte, la apertura del disco está a cargo de “The Lost” en cuyo inicio detectamos de inmediato un patrón muy Dream Theater de la era del “Six Degrees of Inner Turbulence” (Elektra, 2002), y que conecta dos ideas musicales distintas a través de un interludio de piano. ”Exilium” muestra su lado más heavy tanto musicalmente como en la línea vocal del coro con unos agudos del cantante. “Polaris” posee un inicio pastoral y acústico (Que lamentablemente parte con un extracto minúsculo de otra canción, es como un pitido de un segundo. ¿Error o es a propósito?) que luego retoma la senda de los temas anteriores: guitarra rítmica y patrón djent, al que sigue un coro ganchero sucedido por una sección instrumental pero que, nuevamente repite el patrón rítmico de la primera canción (Para que se entienda, el patrón es este: tan-tan/ tan tan taan/ tan, una y otra vez).

“Intertwine” parte de manera tranquila como el track anterior pero esta vez no en clave acústica sino electrónica, que dura unos segundos antes que todos los instrumentos hagan presencia: la canción es interesante pues mezcla una estructura djent con voces femeninas sutiles pero poderosas mientras ondulan teclados que le dan el toque atmosférico, al tiempo que en la bajada del coro la guitarra hace un barrido. Lamentablemente y como indica el título de la canción, es sólo un interludio por lo que la canción no tiene desarrollo.

“A heart inside a box” es una power ballad con el desempeño vocal más bajo de Jose. En la parte intermedia se agrega una sección instrumental veloz para recordarnos que se trata de una banda neoprog. “The Darkest Times” presente una intro guitar riff muy groove, los fraseos vocales lo componen tres palabras por línea que se alargan para calzar con la estrofa, lo cual no resulta agradable. Cuando las intensidades bajan, la voz masculina recita un mantra con base electrónica que lentamente retoma la senda clásica de la banda. El riff de guitarra se vuelve más original en este punto, finalizando de idéntica forma al compás inicial.

“Rays of Light” es otro interludio, esta vez en piano y las voces de los cantantes en un formato bien neoclásico. “Of Fire and Ashes” muestra por fin una verdadera amalgama que podríamos llamar más original y propia de la banda, con un arranque poderosísimo que incluso se da el lujo de agregar un blastbeat: las vocales de María, las guitarras, teclados y efectos de Jose acompañan justo cuando se necesitan y su voz se pliega mejor a la de María. La batería y bajo lucen de mejor manera también, no sólo acompañando a sus colegas. El doble bombo durante el coro hasta se agradece. Es lejos la mejor canción del álbum.

“A Cold Awakening” cierra el disco como la canción más larga – casi 17 minutos de duración – y por ende tiene varias secciones identificables: un inicio de medio tiempo más heavy clásico, para dar paso a una sección rítmica propiamente groove/djent, solos de guitarra haciendo conexiones, una sección intermedia más atmosférica remarcando por primera vez el bajo que da paso a una parte más lenta, luego una sección más prog y rítmica donde lo atractivo son los cambios de tiempo y riffs; llegando al minuto 11 comienza una bella sección acústica que da paso a una instrumentación propiamente metalera de tiempos lentos y que termina con unos solos ultra inspirados, gentileza de José.

Si bien puede creerse que se trata de un álbum pobre o deficiente, la verdad es que instrumentalmente es excelente, la mezcla final es de buena calidad – aunque resaltaría más el bajo – y las canciones si bien son “buenas” para mi gusto personal sólo se destacan las dos últimas, siendo las anteriores sólo correctas o bien hechas pero les falta cierto elemento o ingrediente que te conmueva a un nivel más emotivo y visceral. Son canciones “bien portadas”, correctas, bonitas o preciosas pero que no se atreven a cruzar el umbral de lo “políticamente correcto” dentro de las estructuras del metal neoprogresivo. Pienso que podrían acortarse sus composiciones, lograr una sección rítmica más propia y darle espacios a María para que desarrolle libremente sus dotes vocales – hay un par de coros de ella buenísimos pero que no logran crecer dentro de las canciones – como también permitir que el bajo y la batería jueguen dentro de cada canción. Atrévanse a romper los moldes y salgan de la larga sombra que los grandes del estilo siempre proyectan sobre la savia nueva (Por ejemplo, el proyecto noruego Age of Silence lo hizo notablemente con su disco “Acceleration” lanzado por The End Records el 2004), ustedes tienen talento de sobra.

Género: Progressive Metal
Lanzamiento: 20-03-2020
Sello: Art Gates Records

Calificación: 7 / 10

.:G_Radaghast B.P.