Band Dossier: MISTICIA – Thrash/Groove Metal (COLOMBIA)

Misticia es una banda fundada en la zona andina de Suacha, Colombia, en 1999, establecida desde hace muchos años en Europa (entre Alemania y España). Lo integran actualmente Diego R. Cruz (voz, guitarra rítmica y acústica, vientos) y Hernán Riveros (guitarra líder y acústica), únicos miembros fundadores. Los acompañan Boris Rodriguez en la Batería y Jon Alba en el bajo. El estilo que practican es un híbrido entre thrash metal técnico y groove metal, con la voz típica de este estilo (entre gritada y carraspeada) pero siempre introduciendo en sus álbumes, canciones más orientadas al death, al grindcore e incluso, composiciones de exquisita orientación étnica, con vientos y sintetizadores de fondo. Sus líricas varían entre el idioma inglés, español y muisca. (“Muisca” es el nombre de la cultura y del idioma indígena amerindio que ha habitado el altiplano y la Cordillera Oriental de Colombia). Por lo que averigüé, el nombre de la banda proviene de la fusión entre las palabras “Mística” y “Milicia”.

Hasta ahora han grabado un EP titulado “Welcome to Utopia”(En el estudio Stonehenge, localizado en Bonn, Alemania, lanzado el año 2003) y los álbumes “Sickness of the Earth” (masterizado por Andy Classen, quien ha trabajado con grupos como Krisiun, Belphegor, entre otras) lanzado en el año 2009; el single “Mallku” editado el año 2017, y su segundo álbum titulado “XVA”, que significa “Sol” en lenguaje muisca. Fue producido por Daniel Bergstrand (Meshuggah, Behemoth, In Flames) y lanzado en septiembre de 2019. Para este último disco se han inspirado en varias culturas indígenas del Centro y Sur de América, además de la suya propia: culturas como la Náhuatl, Aymara, Quechua, Iroqui y Mapuche los han nutrido de música e inspiración.

Repasando su discografía, su primera producción, el EP “Welcome to Utopia” lo componen el track homónimo, “Devastated Paradise” y “Llaki Runa (Sad man)”, este último es el único que de verdad destaca por fusionar teclados y efectos atmosféricos con instrumentos étnicos de viento y guitarra acústica, a los que luego se suma la instrumentación rockera. Es lo mejor del EP, un verdadero himno doom metalero étnico o andino.

Su primer álbum, “Sickness of the Earth”, es una muestra de la evolución técnica de la banda desde su anterior lanzamiento: la mayoría de sus canciones siguen la estructura thrash/groove, con un par de canciones más orientadas al death, una enteramente grindcore, cerrando el disco, al igual que su anterior ep, “Llaki Runa (Sad man)”. La calidad del sonido es excelente, pero las canciones en su conjunto excepto la última tienden a parecerse demasiado entre sí.

Su siguiente disco sin embargo corrigió la falencia anterior, demostrando este “XVA” una gran evolución técnica y variación estilística entre canción y canción: abre el disco “Suacha” con gran fuerza, potencia y capacidad técnica rozando el death metal melódico, con letras en español! Le sigue “Aperrear” con idéntica muestra de brutalidad, riffs alucinantes y un bajo robándose el protagonismo, sonando a ratos agudo y crujiente. “Mallku” sigue generando espacios al bajo, coros en idioma nativo americano (no sé decirles cuál, la banda nos privó de esa info) y ritmos de medio tiempo. Es tan ganchero que casi parece aggro.

“Yohualli” es otro increíble tema, que nos conduce desde blastbeasts a ritmos doomeros, con efectos vocales, riffs pegados y furia contenida. La sorpresa para nosotros es el siguiente opus, llamado “Marrichiweu”, canción pesada y con letras tan increíblemente cercanas como las del coro: “Con furia, contra el opresor genocida colonialista, para jamás ser esclavizados por la mano huinca”. NOTABLE! Me recuerda a A.N.I.M.A.L en su época del disco “Poder Latino” (Warner Music, 1998).

Al infaltable tema grindcore – a estas alturas marca registrada de la discografía de la banda “Buruka Ccosi”, le sigue otra joya étnica, esta vez instrumental llamada “La Chucua”, donde las guitarras acústicas se lucen con arpegios bellísimos, los que se ven surcados por el resoplar de la quena. La brutalidad vuelve con “Thanksgiving day”, con un inicio de puro death metal técnico, variado en tempos y con una voz ahora un tanto más gutural. Continúa el azote grindcore “Hazañas Sanguinarias” que da paso a “Sin tu dios”, donde volvemos a los riffs y tiempos medios, retrotrayéndonos a la mejor época del groove noventero. “Ally Shamushka” es otro tema corto que permite llegar a “Delay de las Indias”, donde un recitado en español acompañado de una melodía extraña en guitarra, cierra este variado y magnífico disco.

No podemos dejar de mencionar el bellísimo arte gráfico mostrado por la agrupación, tanto en el diseño del logo como en el arte de sus covers y en la dedicación mostrada en el arte conceptual de sus videos y presentaciones en vivo, permitiéndose adquirir una identidad artístico-visual propia al valorar y utilizar los diseños e iconografía indoamericana.

Misticia afirma ser la primera banda de metal colombiano que ha grabado en Europa, entre los años 2002/2003, oportunidad en la que grabaron su primer ep, como también el ser la primera banda colombiana en tocar en el Sahara, África. Esto, sumado al hecho de que han trabajado con destacados productores e ingenieros de renombre internacional, son prueba fehaciente de su gran trabajo, esfuerzo y dedicación de llegar lo más lejos que puedan como banda. Es triste a la vez que dentro del metal sudamericano, pocas sean las que han podido conseguir lanzar producciones y trabajar con personas de ese nivel.

En este momento recuerdo a Criminal (que se estableció en Inglaterra desde el 2001), y a Poema Arcanus, de Chile; en Argentina, Los Natas lograron llegar al mismo nivel de internacionalización pero lamentablemente se separaron. Hasta ahora sólo Sepultura y Krisiun ha logrado llegar al mismo nivel (de ventas, giras, exposición) de bandas “grandes”, cosa extraña porque bandas de calidad han existido siempre en nuestra cultura latinoamericana. (Recuerdo también a los venezolanos “Laberinto”, que tocaron en el Dynamo Open Air alguna vez, seguirán vivos?) Esperamos que estos muchachos sigan manteniendo tan buen nivel tanto musical como artístico, que sigan variando y explorando nuestra cultura indoamericana – ojalá trascendiendo desde el aspecto lírico al musical – y logren una fusión única entre el metal y nuestra música nativa: ya es hora que el folklore que existe en el metal no sea sólo nórdico. Aguante Misticia!!

Dossier por: G_ Radaghast B.P.