OCKRA – Infinite Patterns (EP REVIEW)

Qué gusto es descubrir bandas así, sin pretensiones ni poses de rock star. Sólo música bien hecha, con pasión y alma: para dar inicio a una carrera artística, qué mejor que principiar con un ep de 4 temas, un arte gráfico sencillo pero original y bello, un nombre de la banda ad hoc al estilo y qué mejor pergamino que licenciarlo con Argonauta Records, sello que personalmente me ha sorprendido de la mejor manera con sus lanzamientos de este año. Todo indica que este 2020 para Argonauta es el de expandir su oferta musical, y vaya que han tenido ojo con las bandas escogidas.

OCKRA es un trío radicado en Gothenburg, Suecia, formado a principios del año 2018, con integrantes originarios del oeste de Suecia como también del sur de Alemania. Se encuentra compuesto por Jonas Nyström, en la batería y voces secundarias, Erik Björnlinger en las guitarras y por Alex Spielhaupter en la voz principal y bajo, los que fueron acompañados en este EP por Ammy, cantante de bandas punk suecas. De hecho todos ya tenían cierto background en bandas locales de estilos que iban desde el doom, pasando por la sicodelia hasta punk. Este “Infinite Patterns” fue producido por la misma banda junto con Peter Voigtmann (The Ocean Collective, Heads.) en el estudio ”Die Mühle” en Hamburg, Alemania. Recientemente agregaron a la banda a Linnea en voces y sintetizador.

El sello nos señala que la banda hace una original mixtura de doom metal con rock progresivo, con gancheros arreglos vocales que permiten incluso gritos más propios del punk y del sludge, cortesía de Ammy. Nuevamente, Argonauta acierta en la descripción pues efectivamente, en sus cuatro temas, la banda despliega una excelente fusión de ambos estilos: la solemnidad, lentitud e intensidad vocal del doom metal, con cierto gusto por el desarrollo de varias ideas musicales dentro de cada canción, algo propio del rock progresivo más oscuro. Efectivamente en los momentos más intensos Ammy intercala unos gritos más que punk, diría hardcore sludge o post metal como suele hacer Neurosis (dioses!) o Isis. Veamos:

“In a dream” (nada que ver con aquel mítico tema de Tiamat que abre su clásico disco “Clouds” – habrá sido un tributo solapado? -) te abre las puertas al EP sin intros ni ruidos extraños: empieza la canción con todos los instrumentos sincronizados. Luego conocemos la voz solemne de Alex, los coros de Jonas y Ammy en un estribillo hermoso con bellos arreglos. En la sección media escuchamos los arreglos más progresivos, los gritos sludge de Ammy y los quiebres de Jonas. Increíble primer tema que te deja pidiendo escuchar más.

Las influencias musicales de la banda se aprecian a simple vista (“oída”, dicho mejor): leí que algunos medios hablaban como “algo nunca antes hecho” la fusión entre el doom y el rock progresivo. La respuesta a esto tiene tres palabras y tres puntos suspensivos: In The Woods… OH SÍ! “Infinite Patterns” y principalmente este tema suena mucho – muchísimo – a ese maravilloso e infravalorado opus llamado “Omnio” (Misanthropy Records, 1997) de estos locos noruegos (reformados el 2016 pero sin el vocalista principal, lanzando un disco ese mismo año). Esta similitud no es mala señal: no hay influencia más noble que esta banda noruega, y OCKRA es hábil en crear una poción original y deliciosa de una nueva alquimia entre doom y rock prog – lo que en los noventa llamábamos avantgarde.

“Invisible Walls” parte con un patrón de batería muy Mastodon, que da inicio a las voces unidas de Alex y Ammy en un tono y métrica muy doom. La guitarra dibuja arpegios sobre una guitarra rítmica equalizada suavemente. El bajo debió haber tenido más espacio en la mezcla final, pero se alcanza a escuchar. Quien se roba el protagonismo es la batería: en esta canción acaparó toda la mezcla, sonando fuerte como si estuviera tocando sola en un gran salón. En la sección media suena un riff ganchero pero respetando el estilo del grupo.

“Pendulum of Time” (¡Qué título más doom!) parte con campanas y un riff de tufillo más oriental; Alex recita las líricas como si fueran mantras, mientras la batería marca un ritmo en trance que luego muta a medio tiempo. En esta canción disfrutamos más del bajo, sonando fuerte con toda su musculatura. Ammy aporta secundando el estribillo de Alex, dando forma a un excelente tema que podríamos llamar casi una power-ballad.

Cierra este EP “Ruins”, el que inicia de una forma más doom tradicional, con ritmos lentos y un coro triste compartido por Alex y Ammy. Recuerda a Anathema en su etapa del disco “Eternity” (Peaceville, 1996) pero con mayor crudeza en las guitarras. En la sección media suena un coro entre ambos a capella que luego es reemplazado sólo por la batería y el bajo, manteniendo el ritmo y tono de la canción, base que es hermosamente acompañada por un solo de tinte jazzero. Jugamos luego con partes minimalistas versus secciones intensas, en un entretenido vaivén digno de disfrutar que concluye con una melodía lúdica en guitarra…hasta que de pronto la canción termina.

En suma, es un excelente EP que por la calidad demostrada debió haberse transformado en un álbum completo. Espero que tengan el apoyo que se merecen y lo editen pronto, bajo el alero de este mismo sello, siempre y cuando logren o mantener – o superar –el nivel exhibido en esta obra. Detalles como la equalización de la batería, estructurar el espacio de cada instrumento de manera pareja a lo largo del disco y “subir” un poco la presencia de la guitarra rítmica debiesen ser mejorados en el álbum debut.

Ésta es una prueba de que puedes crear excelente música sin necesidad de tanto teclado o efectos sintetizados: como en los mejores tiempos, sólo bajo, guitarra, batería, voces y corazón.

Género: Progressive Doom Metal
Lanzamiento: 20-03-2020
Sello: Argonauta Records

TRACKLIST:

1. In A Dream

2. Invisible Walls

3. Pendulum Of Time

4. Ruins.

Calificación: 8.5 / 10

EP Review: G_RADAGHAST B.P. – Gentileza: Argonauta Records