THE NEAL MORSE BAND – The Great AdvenTour – Live in BRNO 2019 (LIVE ALBUM REVIEW)

Ver un concierto de Neal Morse siempre es una experiencia elevadora en todo sentido. El maestro se las ingenia para hacerte sentir y movilizarte con él a cada momento, haciéndote partícipe de su propio viaje y el de toda su banda. Los que amamos su música sabemos que no por ser tan prolífico como es, su trabajo pierde calidad. Al contrario, con cada lanzamiento queda demostrado que los estándares de calidad suben aún más, cuidando hasta el más mínimo detalle imagen, performance y sonido en un combo irresistible para todo fan del Rock Progresivo.

Otra de las características de Neal y su flamante Neal Morse Band, es que no dejan ninguna gira sin su correspondiente lanzamiento oficial en vivo, logrando una de las librerías audiovisuales más completas e impactantes para un artista del Prog actual. No recuerdo ningún otro músico que tenga una colección de presentaciones en vivo grabadas y lanzadas oficialmente con tanta calidad y empeño, sin lograr aburrir ni un poquito. Desde su etapa solista que arrancó en 2003 con el seminal Testimony, el maestro no ha dejado casi ningún disco sin representar en vivo, lanzando un DVD correspondiente y mostrando que su proeza no se limita sólo al estudio. Con los avances tecnológicos en puerta de cara a un futuro en HD, y coincidiendo con la formación consolidada de la Neal Morse Band, el Blu-ray hizo su aparición y Neal no se quedó atrás. Desde el primer Morsefest 2014 que sus conciertos se vienen editando en este formato para el regocijo de los fans más exigentes, con una calidad de audio y video soberbia.

The Great AdvenTour – Live in BRNO 2019’ no es la excepción, conformando uno de los lanzamientos en vivo más esperados de 2020, retratando la gira presentación del que para mi fue el mejor disco del año pasado: ‘The Great Adventure’ (2019), interpretado en su totalidad y en el orden correspondiente, logrando así un completísimo registro audiovisual de la épica conclusión para la historia del peregrino y su hijo que arrancó en el espectacular ‘The Similitude of a Dream’ (2016). El país elegido para registrar esta gira tan especial fue la República Checa, más precisamente la ciudad de Brno, locación virgen hasta el momento para la Neal Morse Band. La banda explica que al ser su primera vez en el país, tanto la gente como el recinto tuvieron una vibra especial y se pudo dar una conexión diferente y más energética que en otros lugares.

No tiene mucho sentido para esta reseña hablar individualmente de las canciones, quienes gastamos TGA durante todo el año pasado sabemos que estamos ante algo especial y que cada canción tiene su vibra y su momento de brillar. La performance es exquisita, con un nivel de producción y sonido superlativo que nada le envidia a la pulida versión de estudio (más sobre esto luego). Lo que si vale la pena destacar es el papel de cada músico en esta cruzada de más de dos horas. En el bajo tenemos al solemne Randy George, eterno compañero de Neal desde sus tiempos testimónicos, quien ejecuta con prolijidad y brillantez el instrumento mientras luce sus clásicas vestimentas exóticas. Es también quien menos movilidad presenta y en este concierto en particular se lo nota un poco desganado y estático. Cuando todo esto se transformó en The Neal Morse Band, dos figuras comenzaron a dar que hablar en el combo. Por un lado Bill Hubauer, quien se encarga de los teclados y además posee una de las voces de mayor registro, brillando particularmente en las canciones de ‘The Great Adventure’ dándole una importante participación, emotiva y espectacular. Por otro lado tenemos a Eric Gillette, el miembro más joven del grupo y absoluto prodigio de la guitarra. El ‘Petrucci Jr.’ hace llorar a su instrumento en un sinfín de solos majestuosos, sin errar ni una nota y con una ejecución soberbia, así como también se encarga de las vocales en reiteradas ocasiones, destacando el combo final con ‘The Great Despair’ y ‘A Love That Never Dies’, momento por excelencia de erizamiento de la piel.

El todoterreno Mike Portnoy también tiene un rendimiento soberbio, destacándose algunos solos extendidos de batería en las secciones finales (el monumental ‘Freedom Calling’), además de momentos donde toma el micrófono y se encarga de brindar una interpretación vocal aguerrida y maquiavélica, como la divertidísima y oscura ‘Welcome To The World 2’. Y qué decir del emblemático Señor Morse que no se haya dicho hasta el momento. A sus 59 años, Neal salta, baila, llora, corretea, interpreta personajes, se cambia de vestuario diez veces, y todo esto sin mencionar que sigue siendo el rey de la guitarra, el teclado y las vocales más sentidas que podamos encontrar. Un auténtico fan de su propia obra, pero no en el sentido altanero, sino que Neal Morse somatiza sus emociones a nivel físico y se lo nota visiblemente emocionado en reiteradas ocasiones, transmitiendo como pocos ese sentimiento de completitud que está viviendo el personaje principal de la historia. Lo de Neal va más allá de toda etiqueta y vuelve a consagrarse como el maestro de la música Prog moderna.

Por si no fuera poco, la gira incluyó uno de los mejores encores que Neal haya plasmado en su carrera. Se trató de un enorme enganchado de canciones adecuadamente titulado ‘The Great Medley’, donde se representa un pedazo de cada canción de cada disco de Neal Morse desde sus inicios hasta nuestros días. El repertorio es interminable y la suite dura casi 25 minutos en donde nos mantenemos extasiados y al borde de nuestro asiento todo el tiempo, recordando tanto partes emotivas como virtuosas por igual. Para que se hagan una idea de la magnitud de esta propuesta, estos son los fragmentos que se incluyen:

  • The Land of Beginning Again (Testimony, 2003)
  • Reunion (One, 2004)
  • The Temple of the Living God (Question Mark, 2005)
  • The Conflict (Sola Scriptura, 2007)
  • Leviathan (Lifeline, 2008)
  • It’s For You (Testimony 2, 2011)
  • Momentum (Momentum, 2012)
  • The Call (The Grand Experiment, 2015)
  • Long Day (Reprise) (The Similitude of a Dream, 2016)

Y si estudian un poco ese repertorio, se puede ver como el cierre de todo el concierto se engancha cíclicamente con el principio. Al final de la totalmente desgarradora ‘Broken Sky / Long Day Reprise’, Neal pronuncia ‘… let the Great Adventure now begin’, y se conecta directamente con el disco que nos compete, que también es la manera en la que arrancó este concierto. Todo cierra, todo está minuciosamente estudiado por estas mentes maestras del Prog contemporáneo.

Si vamos a los aspectos técnicos, este paquete se divide en dos grandes áreas: audio y video. En la primera quedamos totalmente deslumbrados, y eso es en gran parte a la mezcla de Rich Mouser, el ingeniero de sonido que está detrás de la mezcla de todos los últimos lanzamientos de carácter morseniano, por lo que sabemos el talento que hay detrás de este inmenso productor, logrando un sonido cristalino para que cada instrumento brille con luz propia, y las cuatro voces en conjunto generen un tándem vocal insuperable donde uno no puede creer que se trate de un show en vivo. Configurá ese 5.1, subí el volumen al mango y dejate llevar por una experiencia de otro planeta.

En el departamento de video los resultados son un tanto agridulces, y es acá donde el package pierde unas décimas en lo que de otra forma hubiera sido merecedor de un 10 redondo. Si bien la imagen en general es nítida y en Blu-ray se logran apreciar todos los detalles debido a un importante juego de cámaras y tomas (concierto editado por el mismísimo Randy George), hay un par de cámaras en donde la calidad es notoriamente inferior al resto, y te deja preguntando si fue un problema de edición o de la filmación original (en esas tomas la calidad es incluso inferior a la de un DVD). Esto no opaca para nada la experiencia global, pero son pequeños momentos donde te quedás rascando la cabeza. Y por otro lado, el concierto viene acompañado por imágenes preparadas especialmente para la gira, cortesía del talentoso diseñador Christian Rios, que en muchos momentos se superponen a la filmación y distraen de la atracción principal que es la banda tocando. Esto se torna un tanto molesto, pero por suerte no es tan grave como parece. Finalmente, los menúes del Blu-ray dejan mucho que desear, pero a esto ya estamos acostumbrados en los lanzamientos de Neal. El impresionante desempeño técnico contrasta con un packaging interactivo muy pobre que parece hecho por un amateur.

Cada concierto, cada actuación, me hacen sentir que hoy gano yo”. Esta frase inmortalizada por los españoles de Warcry se aplica perfectamente a lo que queremos transmitir al reseñar tan importante lanzamiento. Neal vive su música, deja salir sus emociones y busca que lo acompañes en cada viaje, cada jornada es importante y se vive de manera única. Comunión perfecta entre artista y público catalizadora de vivencias malas y buenas, y una montaña rusa que nos pasea por todos los estados de ánimo. ‘The Great AdvenTour – Live in BRNO 2019’ suma otro item preciado a la colección audiovisual del maestro, y es una entrada muy especial que querrán revisitar en cada oportunidad. Difícil de explicar con palabras (aunque ya llevo 1500 de ellas), pero la obra de Neal Morse no es música que se escucha, es música que se vive y se siente. Que la gran aventura comience y nunca termine.

Lanzamiento: 06-03-2020
Género: Progressive Rock
Sello: InsideOut / Radiant Records

Tracklist:

1. Intro
2. Overture 
3. The Dream Isn’t Over
4. Welcome To The World
5. A Momentary Change
6. Dark Melody
7. I Got  To Run
8. To The River
9. The Great Adventure
10. Venture In Black
11. Hey Ho Let’s Go
12. Beyond The Borders
13. Overture 2
14. Long Ago
15. Child Of Wonder
16. The Dream Continues
17. Fighting With Destiny
18. Vanity Fair
19. Welcome To The World 2
20. The Element Of Fear
21. The Great Despair
22. Freedom Calling
23. A Love That Never Dies
24. The Great Medley

Calificación: 9.5 / 10

Album Review: Alejandro Melgar – Gentileza: InsideOut Music

Foto de portada: Csongor BordySonic Perspectives

AJMA