MITOCHONDRIAL SUN – Mitochondrial Sun (ALBUM REVIEW)

Fue toda una sorpresa este disco. Si bien lo elegí por lo singular del nombre y el estilo referido por su sello Argonauta Records, este no es nada más ni nada menos que el proyecto de electrónica oscura del gran Niklas Sundin, guitarrista de Dark Tranquillity! Si bien fue lanzado el pasado 14 de febrero, nunca es tarde para disfrutar de buena música, en especial si se trata de un grato descubrimiento en este estilo tan saturado hoy en día.

El disco fue producido por Anders Lagerfors en el estudio Nacksving de Gotemburgo, Suecia, quien también se hizo cargo del piano de cola en los primeros dos temas y en Celestial Animal”, como también del bajo eléctrico en “Stars…” y “Nyaga”. Este primer esfuerzo de Niklas fue creado con el apoyo del Consejo de las Artes de Suecia.

Musicalmente, Niklas realiza un brillante trabajo de composición, presentando una colección de canciones con identidad propia y un sonido o instrumento en particular en cada una de ellas, que permite la variación y la exploración en la ambientación (excepto en los temas que señalaré más adelante): por ejemplo, en “Ur Tehom” el núcleo de la canción es la melodía de piano que lentamente se ve acompañada por sintetizador y efectos, como si entrases en una carretera oscura que te conduce a un horizonte sombrío….las evocaciones surgen fácilmente cuando te internas en este disco. La escala musical del piano recuerda a la usada por el tecladista Martin Brändström en el disco Projector (Century Media, 1999) de Dark Tranquillity. En efecto, este último se hace cargo de las baterías programadas en los temas “Stars beneath the Sea” y “Celestial Animal”.

En este mismo esquema le sigue “Chronotapes”, donde la línea principal en este caso es un cello – interpretado por Annika Blomfeldt – que se cimenta sobre un patrón en piano y que con el pasar de los segundos son nuevamente acompañados por sintetizadores y efectos como también por una batería programada muy trip-hop. Comentario aparte, es notable la “revitalización” del cello como instrumento principal, reflejado por ejemplo, en la banda sonora de las últimas dos temporadas de Game Of Thrones, o por los premios recibidos por Hildur Gudnadóttir, chelista y compositora de la premiada Joker de Todd Phillips.

Estas dos canciones recuerdan mucho a la obra del compositor de música clásica moderna Craig Armstrong, quien también ha creado música para películas y quien además ha servido de influencia e inspiración para músicos de trip-hop como Massive Attack. De hecho, este álbum bebe mucho – espiritual y sónicamente – de su disco “The Space Between Us” (Melankolic/Caroline Records, 1998) el cual, si te gusta este disco, recomiendo encarecidamente.

Conforme a lo anterior, este opus tiene un carácter eminentemente cinemático: tanto las bases como los instrumentos orgánicos se encuentran confeccionadas como piezas evocativas, melancólicas, a veces reflexivas, pero siempre respetando los límites tradicionales de la canción. No hay espacio para el “glitch” (“error”, género de la electrónica donde las canciones incluyen los pasos en falso o equivocaciones del autor, como forma de protesta contra la excesiva “búsqueda de la perfección” en la industria musical), la experimentación o incluso un cambio de humor en el enfoque de este álbum: el ánimo de éste es siempre solemne y contemplativo.

Es así como “Braying Cells” empieza distinto, con sintetizadores y un cello que eterniza una nota de angustia hasta que la batería programada y los efectos entran en ella. Stars beneath the Sea” es justamente eso: sonidos de sintetizador, efectos y sonidos que recuerdan al mar, como si lo surcaras en un viaje nocturno, al principio calmo para luego recibir toda la ira sónica de un teclado bien “ochentas” (recuerda un poco a la banda sonora de Stranger Things). A su vez, “Nyaga” es más dinámico con una percusión de aire tribal y una guitarra filtrada por sintetizador, a la que se le suma un “blast beat” electrónico que luego muta a un drum and bass! Ideal su ubicación para remecer un poco a quien lo escucha. Hay un recitado de voz masculina – gentileza de Richard Lund – que da paso nuevamente a esta guitarra con full distorsión. Excelente tema, con muchos sonidos que descubrir y disfrutar.

En “Celestial Animal” volvemos a un cello melancólico acompañado de piano y efectos por doquier. Es el tema más largo y por ende, variado en emociones que van desde lo solemne a lo dinámico con una batería casi bailable. “Arkadia”, “The Void Begets” y “Entropy´s Gift” lamentablemente, para mi gusto, constituyen los puntos bajo del álbum: planos, sin “núcleo” ni lucidez; es como cuando te quedas sin ideas ni motivo musical y te sobra ambientación. Sin estos temas el disco sería redondo. Finalmente, “The Great Filter” cierra con sonidos apocalípticos, como si se golpearan las cuerdas de un gran contrabajo. La vocación cinemática del álbum se materializa en este digno tema de cierre.

Dice Niklas que este proyecto surge de un lote de ideas musicales en las que venía pensando y trabajando desde inicios de los 90, y que sentía que no encajaban en el concepto de Dark Tranquillity. Por ende, luego de armar un estudio en su casa, empezó a trabajar en estas ideas pero dándoles una instrumentación distinta. Pese a ser su disco debut, demuestra maestría y buen gusto en la composición, nada fácil si se trata de “Dark Electronica” donde es fácil caer en las teclas sin sentido, efectos reciclados y ambientaciones “copy-paste” en un género donde es difícil destacar y por sobre todo, ser original. El disco tendría la puntuación máxima si no fuera por “la caída” de los tres temas previos al cierre, lo cual sin embargo no le resta calidad al resto del álbum. Ojalá Niklas siga con este proyecto, puesto que cuenta con la música apropiada para armar un proyecto multimedial tal como Ulver lo ha hecho desde el 2000. De hecho, chequeen los vídeos que ha lanzado desde su página oficial, donde su música cobra un sabor distinto y “oscuramente” placentero. Si quieres abrir tu mente a estos sonidos, no es malo que te acompañes de este disco debut.

Tracklist

  1. Ur Tehom
  2. Chronotopes
  3. Braying Cells
  4. Stars Beneath the Sea
  5. Nyaga
  6. Celestial Animal
  7. Arkadia
  8. The Void Begets
  9. Entropy’s Gift
  10. The Great Filter

Calificación: 8 / 10

Album Review: G_Radaghast B.P. – Gentileza: Argonauta Records