SHADOW WITCH – Under The Shadow of A Witch (ALBUM REVIEW)

Shadow Witch – qué nombre más ad hoc – es una banda neoyorkina formada en el
año 2015, por integrantes con bastante carrete en la escena stoner del país del norte: Doug
Beans
en la batería, David Pannullo en el bajo, Earl Walker Lundy a cargo de las voces y del
melotrón y Jeremy Hall en las guitarras. Éste es su tercer larga duración, después de su
Promo EP del año 2016, y de sus discos “Sun Killer” editado el mismo año, y “Disciples of the
Crow”
del 2017.

SI bien el sello promociona el disco como una obra de metal doom/stoner, en realidad
de doom tiene bien poco: la mayoría de los temas que componen el disco son propiamente
stoner con toques de sludge: a saber, guitarras pesadas, bajo ídem, baterías que marcan
ritmos intensos y por lo general rápidos, y una voz bastante prendida y “power” que exsuda
energía y garra. De fondo en algunos temas el melotrón recrea un épico telón de fondo que
le da cierto aire pomposo a la canción, pero como vemos, el opus no guarda relación con el
doom excepto secciones de algunos temas. Si asociamos el doom con tristeza, desgarro o
decepción, este disco es una inyección de vitalidad y fiereza.

Este álbum curiosamente se encuentra dividido en dos actos: el primero se titula “Lado
A ~ Spearfinger y otros cuentos cautelares”
, iniciado precisamente por el tema denominado
“Spearfinger” el cual abre el disco con energía inusitada: un riff ganchero y una voz poderosa
que no se deja esperar. Como referencia, su voz es muy similar a la de Apollo Papathanasio,
el actual cantante de Spiritual Beggars (desde su disco “Return to Zero”, InsideOut Music,
2010), de hecho musicalmente tienen cierta similitud con los Beggars.

“Demon’s Hook” posee una intro bien sabbática, muy similar a “The Sign of the
Southern Cross” con guitarra acústica y voz solemne (es una banda stoner, no tiene ninguna
novedad la referencia pues), para pasar a un riff sludge galopante con la melódica voz de
Earl. En la parte final se bajan las revoluciones dando espacio al melotrón, estructura que
recuerda mucho a Candlemass. “Wolf Among The Sheep” luego de un sampleo como de
transmisión de radio inicia con una parte instrumental bien progresiva, para dar paso al ya
clásico riff de Shadow Witch – esos riffs que tu sabes que ya has escuchado antes pero
presentado y ensamblado de manera original. En la segunda mitad de la canción agarra
nuevamente velocidad. Llegamos así a “Witches of Aendor”, el tema que sí tiene un arranque bastante doom a lo Candlemass, para intercalar pasajes más rápidos, siempre acompañados
de melotrón. Finaliza este “Acto I” el tema titulado como “Shifter”, dinámico como el primer
tema.

El segundo acto o lado B se titula “Fuente y otras variadas canciones de amor”
iniciada por “Saint Magdalene”, tema bien ágil como el anterior, con una guitarra acústica en
la sección media, la cual da pie a una parte más rápida adornada por un apropiado solo de
guitarra. “6 x 6” inicia extrañamente con un riff de guitarra similar al arpegio del solo de la
canción anterior, de hecho parece su continuadora natural. “Sour” sigue el mismo patrón:
inicio a medio tiempo, estribillo rápido y sección final más lento. Por último, “Fountain” luego
de un arranque en guitarra acústica, repite el patrón antes referido. Lo novedoso y agradable
son los solos que se entrelazan en la sección final, entre Jeremy y el guitarrista invitado Pat
Harrington
.

En fin, ¿Es un disco bien tocado y bien producido? Claro que sí, de eso no hay duda.
El arte gráfico si bien no es maravilloso, tanto la bandlogo como el cover se encuentran
ajustados al sonido y propuesta de la banda. (Hay que reconocer que es difícil lograr un arte
original más aún si quieres que tu portada sea reconocida como perteneciente a un estilo en
particular) Si, si, todo bien, pero….el disco después del cuarto tema se torna aburrido y
monótono
. La banda repite incansablemente el patrón “rápido, lento, rápido, solo, lento” o
viceversa, pero tanto los riffs como melodías vocales son demasiado similares entre las
mismas canciones. La sección rítmica de bajo y batería sólo acompañan pero no demuestran
lucidez.

Leí algunas selecciones de reviews – compartidos por el mismo sello – donde decían
que este disco casi que había reinventado el género del “stoner doom”, que donde fallaba
Mastodon o Alice in Chains, este disco casi como que rescataba la escena… no sé qué disco
habrán escuchado (quizás querían quedar bien con el sello, vicio común en este medio), pero
este intento de Shadow Witch no da para tanto. Mientras no se desmarquen de sus
influencias y no le pongan más empeño en editar un álbum más original, no destacarán
dentro de una escena desde ya saturada.

Side A – Act One ~ Spearfinger & Other Cautionary Tales

  1. Spearfinger 02:59
  2. Demon’s Hook 04:02
  3. Wolf Among the Sheep 04:59
  4. Witches of Aendor 04:18
  5. Shifter 03:34

Side B – Act Two ~ Fountain & Other Assorted Love Songs

  1. 6. Saint Magdalene 04:31
  2. 6×6 03:54
  3. Sour 03:51
  4. Fountain 08:10

Calificación: 6 / 10

Album Review: G_Radaghast B.P. – Gentileza Argonauta Records