IHSAHN – Telemark (EP REVIEW)

Por Karina Báez O.

Desde el 2018 que no teníamos señales de Ihsahn y su proyecto solista. Ha estado más vigente con Emperor, de festival en festival y encerrado como productor de otras bandas. Pero sin duda que la espera siempre vale la pena cuando hablamos de él.

Siempre buscando la perfección y entregarnos un metal vanguardia a toda costa, que no tiene miedo a nada ni a nadie. Un músico con trayectoria para cualquier fanático del metal, desde su debut solista lo acompañan 7 álbumes de estudio, sumando 4 con el proyecto Peccatum junto a su esposa Ihriel, este noruego nos sigue deleitando con su inmensa capacidad de crear y deleitarnos con nuevos sonidos.

El pasado 14 de febrero nos presentó “Telemark” a través de Candlelight Records. Cinco temas que buscan introducirnos en el frió y oscuro mundo del solitario Vegard Tveitan.

El primer corte de este EP se titula “Stridig”, que empieza con una intro bastante densa y desconcertante. Lo primero que percibimos es el sonido suave que va integrando unos leves golpes de la batería, pero que en un segundo a otro cambia con la entrada de un riff que nos perseguirá en toda la canción. Este es un tema muy típico de Ihsahn, que se toma todas las atribuciones posibles para crear temas totalmente incongruentes para sonar como ningún otro.

Un mix de atmósferas que van tomando sentido mientras se avanza el tema. Un coro caótico, con un poco de orquestación incluida, también otro punto muy Ihsahn incluir instrumentaciones elegantemente elegidas. Como era de esperar en la mitad de la canción viene un quiebre del sonido, dándole un giro al tema a un doom experimental que entre gritos y un solo de guitarra suave un regala un momento de desconexión entre tanto caos, con el infaltable sabor a Jazz característico. El tema de a poco se va recuperando para recobrar toda la energía con la que habíamos empezamos.

El siguiente tema es “Nord”, alejándonos del sonido pesado que nos presentaba en primera instancia. Un tema claramente representativo de su tierra natal, cantada en su idioma nativo, quizás no en el código black metal que imaginaríamos si hablamos de sus orígenes, sino una representación fiel a lo que ha venido creando Ihsahn en su proyecto solista, con detalles inesperados que destacan por sobre cualquier otra.

Seguimos revisando los temas de este EP, ahora es el turno de “Telemark”, pisando terreno progresivo, como ya es costumbre de este hombre. Sonidos que nos recuerdan a medio oriente que están presentes en gran parte de la canción. Entre la calma, la voz desgarradora de Ihsahn nos va preparando para lo que viene después Norwegian Black Metal en su máximo esplendor. Casi ocho minutos donde nos saltamos de lo clásico a lo más crudo, que si tuviéramos que ponerle una etiqueta sería un Black Metal experimental, con toques progresivos, que sin duda cautivan a cualquier oyente.

Desde aquí vienen dos covers de alta proporción, el primero es “Rock and Roll is dead” de Lenny Kravitz, otra de las muestras de versatilidad sin límites que nos ofrece el cantante de Emperor. Como siempre jugando con elementos como el saxofón, dándole mucho énfasis a la guitarra y bajo, quizás más de algún true le tendrá que dar un par de vueltas para masticar el tema.

Y para finalizar un clásico adaptado a su estilo, “Wrathchild” de Iron Maiden del álbum Killer lanzado en el año 1981. También dándole total énfasis al Saxo y los elementos del jazz, con una simple escuchada ya podríamos decir que es uno de los top de covers que existen de esta canción, tanto por la ejecución como el valor añadido.

Un Ep que me deja con un sabor amargo por ser tan corto, pero la espera siempre valen la pena cuando hablamos de él. Que con cinco canciones reafirma que es uno de los mejores músicos que tenemos en la actualidad y que no limita su capacidad creativa de nunca manera.

Fecha de Lanzamiento: 14.02.2020
Sello: Candlelight Records
Género: Black Metal/Progressive Metal

PUNTUACIÓN: 9/10