Entrevista: TIMMY ROUGH (THE NEW ROSES)

El pasado 8 de noviembre, tuvimos la oportunidad de conversar con Timmy Rough, vocalista y compositor de la banda de hard rock alemana, The New Roses. Los alemanes se presentaron en Berlín, la capital alemana, en el marco promocional de su nuevo album: Nothing But Wild. A pesar de su apretada agenda, Timmy se tomó el tiempo de recibirnos para comentarnos sobre este nuevo disco, la vida de un rockstar y su experiencia en el crucero de Kiss. Te invitamos a a leer nuestra entrevista a continuación:

¡Muchas gracias por tu tiempo! Somos Metal Addiction Webzine de Chile… Acabas de llegar del crucero de Kiss en EEUU: ¿Cómo estuvo la experiencia?

¿De Chile? ¡wow! ¡Estuvo increíble! Esta fue nuestra segunda vez en el crucero de KISS. Duró 5 días, y tocamos todos los días un nuevo concierto. Y por lo que pudimos notar, cerca del 90% de la audiencia fue a ver los 5 shows. ¡Fue fantástico! Shows y un ambiente muy loco, y ser invitados por KISS es un gran honor. Este año ya habíamos abierto algunos conciertos para ellos en Alemania, y fueron igual de fantásticos.

Hace unas semanas lanzaron su último disco “Nothing But Wild”: ¿Cómo han sentido la respuesta de sus seguidores?

Ha sido uno de nuestros discos más vendidos hasta la fecha. Estuvimos por varias semanas en la lista de los top10 de Alemania. Cambiamos un poco la forma en que escribimos el disco. Tratamos de ser más directos, sin poner mucho énfasis a la producción, hacer riffs poderosos o algo por el estilo. Nos concentramos en la base de las canciones. Ahora vamos a mitad de nuestra gira por Europa, y tengo la sensación de que la gente disfruta mucho nuestros conciertos, incluso las nuevas canciones. Hasta ahora estamos muy felices con los resultados obtenidos.

La música de The New Roses como un rock pegadizo: ¿Cómo es el método de composición?

En el pasado era muy diferente a lo que hicimos con Nothing But Wild. Anteriormente nos enfocábamos en potentes riffs de guitarra, y de acuerdo a eso escribíamos las canciones. Ahora fue todo lo contrario, nos enfocamos en la base y las melodías para comenzar a componer, y tratamos de mantenernos lo más cerca posible al núcleo de la canción. Puedes notarlo en el disco, es básico y directo.

Comentabas de Nothing But Wild es una carta de amor a USA: ¿A qué te refieres?

Bueno, somos una banda de rock and roll norteamericano. Me refiero a que nuestras raíces e influencias provienen del blues. Tocamos Rock and Roll con todas esos elementos. Esa es la forma en que nos vemos a nosotros mismos como banda, y ese tipo de música proviene de Estados Unidos.

La imagen puede contener: 29 personas, personas sonriendo, personas de pie, multitud, noche e interior

¿Cómo escogieron el setlist para esta gira?

Tocamos varias canciones en la sala de ensayo, y luego escogimos las que nos divertían más tocar. También pensamos en las que la audiencia quería escuchar, las pusimos todas sobre la mesa y luego vimos si encajaban entre sí. Y si había alguna que no fluía correctamente, la sacamos y poníamos otra. Somos una banda con algunos años de trayectoria, podemos jugar con eso.

Como dices, son una banda con experiencia y pasan bastante tiempo de gira: ¿Cuáles son los pros y contras de este estilo de vida?

Es algo bastante complicado, porque tiene ambas al mismo tiempo. Podemos tocar en Afganistán, Europa, USA, Dubai, Turkia, cruceros, y todo esto te da un montón de sentimiento e inspiración para componer. Un día podemos tocar para una audiencia de miles de personas, y al otro día en un pequeño local para un centenar. Pero a la larga todo eso te deja confuso y sin energía. Al final todo eso que te inspira y te hace sentir vivo, te quita la energía que necesitas. Es como una batería que se carga y sigue en uso todo el tiempo. Es todo muy loco, nuestro disco anterior tiene una canción que se titula “One More For The Road”, la escribimos mientras estábamos de gira, es por eso que escogimos ese nombre para representar el disco. Fueron dos años de gira que se hicieron eternos durante ese proceso. Al final termina siendo una relación de amor y odio entre todos. Un día quieres irte a casa y dejar todo, luego vuelves a encontrarle el gusto, estás feliz, triste, etc.

¿Cuándo te diste cuenta de que querías convertirte en “rockstar”?

No me veo a mi mismo como un rockstar (risas). Y si no fuera cantante, sería el baterista, el guitarrista, o algo más. Siempre quise ser parte de este mundo de rock and roll. En mi banda anterior tocaba el saxofón, pero el vocalista decidió irse y tomé su lugar. Cuando comencé con todo esto fue muy complicado para mí. El tener que hablar con la gente, lidiar con cierta fama, etc. Yo simplemente quería tocar y nada más (risas). Así que tuve que trabajar duro en la otra parte de lo que significa ser un “rockstar”.

¿Qué disfrutas más, conciertos locales o festivales?

Tenemos la suerte de haber tenido ambas experiencias. Como te comentaba antes, el verano pasado tocamos junto a Kiss frente a 50 mil personas, con Scorpions, Wacken, entre otros festivales. ¡Fueron experiencias maravillosas! Ahora volvimos a los pequeños clubs, shows más íntimos en donde puedes compartir con la audiencia de manera más cercana, ver sus caras de felicidad, conversar con ellos. Nos sentimos muy privilegiados de poder hacer ambas.

¿Qué opinas del actual negocio de la música (streaming, redes sociales, etc)?

Es muy confuso, pero no tengo ni mierda de idea de cómo funciona todo esto (risas). Afortunadamente tenemos un excelente equipo de promoción que se encarga de todo eso. Yo me encargo solo crear música y tocar. Hoy en día todo depende mucho de la tecnología, a donde sea que vayas no hay persona que esté menos de 2 minutos sin tocar su teléfono. Yo prefiero disfrutar mi vida, y trato de evitar lo más posible ese mundo.

¿Hay posibilidades de visitar Sudamérica en algún momento?

Cuando creamos la banda, nuestra intención siempre fue girar por todo el mundo. Hace un par de años no imaginábamos tocar en Rusia o Estados Unidos, y lo hicimos. Cada vez que veo un DVD grabado en Latinoamérica, Rock in Rio, etc. Vemos tanta pasión, locura, que quedamos literalmente con la boca abierta, y ansiamos vivir en esa experiencia. Así que a lo que tengamos la posibilidad de tocar allí, no lo pensaremos dos veces para tomar la oportunidad.

Y para terminar: ¿Algunas palabras para tus seguidores en Sudamérica?

¿Todavía más? A los 3 fans que tenemos allí. No, broma (risas). Conocimos un par de latinos en el crucero, y eran muy locos, del tipo de locura que me gusta. Prometo que trabajaremos duro para hacer de esto una realidad lo más pronto posible, y por fin ser parte de esa locura del rock and roll en Sudamérica.

Entrevista por Rodrigo Thienel – Traducción Gerardo Pérez G. – Gentileza Napalm Records

THE NEW ROSES:

Timmy Rough – vocal/guitar
Norman Bites – guitar
Hardy – bass
Urban Berz – drums
More Info:
Facebook
Homepage
Instagram
Twitter