AEPHANEMER – Prokopton (Re-Release) (ALBUM REVIEW)

Aephanemer se ha transformado lentamente en una de las nuevas promesas del Death Melódico, con un 2019 que no hace más que hacerlos avanzar a pasos agigantados en un ambiente súper competitivo con infinidad de propuestas. Por eso es de destacar el estrepitoso ascenso que han tenido estos franceses a base de perseverancia, trabajo duro, actitud, y por supuesto, las canciones. Sin buenas canciones una banda no triunfa (¿o sí?), y el segundo álbum de Aephanemer fue una sorpresa que rápidamente se ubicó entre lo mejor del año. Pero no nos adelantemos, que hay mucho para decir sobre esta banda revelación mundial.

Surgidos en 2014 en Toulouse, Francia, sin perder tiempo Aephanemer lanza su primer EP Know Thyself (2014), seguido de su primer álbum Memento Mori (2016). Un avance certero y constante los hizo ganar rápidamente posiciones hasta triunfar en el concurso Wacken Metal Battle de Francia en 2018, lo que los hizo poder presentarse en el mítico festival ese mismo año. Con la experiencia, los fans y la prensa especializada de su lado, todo estaba listo para que la banda se lanzara finalmente al estrellato con su segundo álbum. Prokopton fue originalmente editado de manera independiente en Marzo de este año, teniendo un éxito rotundo entre la prensa y los fans cosechando las mejores críticas y elogios, más aún tratándose de una banda relativamente desconocida. Tan bueno fue el recibimiento del álbum, que en Setiembre la banda anunció firma de contrato con Napalm Records, el enorme sello especializado europeo, lo cual implicó un relanzamiento del tan elogiado álbum. Es así que Prokopton es retirado de todas las tiendas digitales y medios donde estaba presente, para armar una nueva campaña promocional con el apoyo del sello, lo cual nos trae hasta nuestros días con una nueva fecha de lanzamiento pactada para el 25 de Octubre.

Y la pregunta que se estarán haciendo y que pretendemos responder en este review es entonces: ¿Y realmente es tan bueno el álbum? Y déjenme decirles que la respuesta es un rotundo SI. No sólo estamos ante el mejor disco del año en lo que respecta a Death Melódico, sino que tengo la sensación de que Prokopton aparecerá en muchas listas de Diciembre como lo más destacado de 2019, y ¿porqué no?, de los últimos tiempos. La particularidad de este álbum es que siendo la banda francesa, el sonido que lograron está mucho más emparentado con la corriente escandinava del género, bebiendo mucho del sonido de Gotemburgo de bandas como Amon Amarth y Dark Tranquillity, pero también aportando matices sinfónicos y prominencia de teclados típicos de la corriente finlandesa de actos como Kalmah y Wintersun. Esto hace que las nueve canciones que componen el álbum proporcionen una escucha entretenida y con alto valor de replay, ya que las melodías están tan bien estructuradas que te hacen volver una y otra vez a ellas, como un canto de sirena.

Ya con los primeros acordes del tema título nos damos cuenta que esa intro de guitarra encajaría perfecto en un himno de batalla de Amon Amarth, y ahí la cosa se enciende en serio. Cuando el riff principal estalla a base de guitarra y teclado, es una invitación directa al headbanging. Las vocales de Marion Bascoul suenan desgarradoras, intrigantes pero a la vez contundentes y macabras mientras nos cuestionamos cómo una banda francesa puede sonar tan nórdica. El tema es una catarata de melodías vikingas una tras otra, que nos incita a levantar la copa y no pensar en un mañana. Lo que le sigue es la canción para la cual recientemente se ha estrenado un video, producto de esta nueva campaña de relanzamiento. Se trata de The Sovereign, una canción rápida, agresiva y directa que destila Melodeath clásico y si tuvieramos que asociarla con una de las bandas antes mencionadas, se me viene Dark Tranquillity a la cabeza, tanto melódica como vocalmente, además de tener un puente y estribillo dignos del más épico Wintersun. Esta banda lo tiene todo.

Unas mejores canciones de la placa viene de la mano de Dissonance Within, con una melodía principal que se te queda grabada en la cabeza y vas a tararear ese riff por siempre. De ritmo bien marcado y constante, es otra oda a la sacudida de las melenas y los puños en alto. Las estructuras están tan bien construidas que la escucha se hace siempre muy entretenida y se pasa volando. Melodías épicas, colchones de teclado grandiosos, vocales del demonio, sentimiento de gloria. La canción no necesita de solos de guitarra ni parafernalia excesiva para volverse un himno.

Snowblind tiene un arranque místico a modo de intro de teclado, para explotar de lleno con un riff descollante y un grito desgarrador que nos quita el alma del cuerpo. De corte notoriamente Folk, la canción fusiona Death Melódico con las corrientes folclóricas más extremas como Finntroll, Moonsorrow o Falkenbach y enseguida nos transporta a esos parajes congelados de los más recónditos bosque escandinavos. Bascoul tiene oportunidad de usar sus voces limpias en la segunda parte de la canción, con resultados sumamente efectivos y dinámicos.

At Eternity’s Gate funciona como interludio instrumental a base de guitarras gemelas y una ambientación orquestal de teclados que nos coloca en un amanecer previo a la batalla de nuestras vidas, y acomoda todas las piezas para enganchar con toda la furia de Back Again, un bombazo up-tempo que no da respiro y se convertirá en el rey de los moshpits. Gestora de otro estribillo memorable y emocionante, la canción se convierte inmediatamente en otro highlight, y ya habiendo pasado la mitad del disco nos damos cuenta que eso podemos decir de cada una de las piezas que lo componen, y eso es un hito no menor. Acá es cuando nos damos cuenta que estamos ante algo especial.

El primer corte de difusión de este álbum fue Bloodline, liberado allá por Marzo antes de lanzar originalmente el disco. Esta canción fue la que puso los ojos y oídos del mundo en Aephanemer y se convierte instantáneamente en un clásico de la banda, con una melodía memorable a base de unas ya reconocibles guitarras gemelas y riffs marcados, sobretodo en los teclados que dibujan grandes versos. Incluso los blast-beats se hacen presentes en una pequeña sección de la canción, haciéndola más mortífera aún. El sentimiento Folk vuelve a aparecer y no podemos evitar visualizarnos nuevamente en el albor de una batalla sangrienta. Sobre el final aparece un solo de guitarra de esos que recomiendo escuchar mirando el mar extendiéndose hasta el infinito bajo un cielo gris.

El final de toda esta historia está dictaminado por If I Should Die, que con sus 9 minutos de duración se convierte en la canción épica del disco, paseándonos por todas las emociones y paisajes posibles, a modo de repaso por todos los elementos que hicieron de esta experiencia algo majestuoso. Con secciones notoriamente marcadas, el tema va transmitiendo al oyente diferentes sensaciones a lo largo de sus múltiples melodías. Tecnicismo, talento, sentimiento y buen gusto, todo englobado en el perfecto cierre de un disco casi perfecto, donde a modo de epílogo nos ofrecen el Bonus Track Path of the Wolf, un medio tiempo más calmado y straightforward, más rockero y directo, sin ese sentimiento épico que destila el resto del disco, por lo cual se puede entender como quedó como bonus y funciona como entretenido anexo para culminar con todo este viaje.

Con Prokopton, Aephanemer pasó de ser una promesa a uno de los actos más destacados del Death Melódico moderno, una fuerza a ser reconocida que arrolla con todo a su paso y se convierte en una de las bandas elegidas para llevar la bandera del género por todo lo alto. Sin reinventar la rueda ni mucho menos, Prokopton tiene todos los ingredientes que se requieren en una gran obra de arte: entretenimiento, sentimiento, grandiosidad y completitud. Sin mencionar que en un disco las canciones hablan por si solas y éste las tiene de sobra, bajo el manto de un impecable poder compositivo. Uno de los lanzamientos más destacados en un 2019 que ya de por si nos viene regalando muchas sorpresas de calidad.

Re-lanzamiento: 25-10-2019

Tracklist:

  1. Prokopton
  2. The Sovereign
  3. Dissonance Within
  4. Snowblind
  5. At Eternity’s Gate
  6. Back Again
  7. Bloodline
  8. If I Should Die
  9. Path of the Wolf (Bonus Track)

Calificación: 9,5 / 10

Album Review: Alejandro Melgar – Gentileza Napalm Records

Gerardo